EL SHOW DE LA NASA


Anoche estaba cansada y me derrumbé en el sofá, tras los consabidos rituales que conlleva esa rutina conocida como “Acostar a las niñas”: dar la quinta y última orden para que recojan los trastos desparramados por la habitación, repetir por tercera vez que se pongan los pijamas, comprobar que guardan todos los libros y cuadernos en las mochilas, supervisar el lavado de dientes, colocar cada peluche en su rincón de la cama correspondiente, dar los besitos de buenas noches, despedirse desde la puerta, traer el vaso de agua de última hora, volver a despedirse, escuchar algún mini-relato escolar de urgencia que no se había contado durante la cena, volverse a despedir… empezar a echar humo por las orejas… ¡En fin! Seguro que todos los padres y madres que leáis esto sabéis muy bien a qué me refiero.

¡Y todavía escuché la vocecita de la peque reclamando que les contara un cuento! ¡Para cuentos estaba yo a esas horas! (Que, con esto del cambio de horarios y arrancarnos de cuajo una hora por el morro, está una medio grogui…)

Pero, mira tú por donde, al final me contaron el cuento a mí…

Como iba diciendo, me dejé caer en el sofá (descubriendo al taparme con la colcha de ganchillo de la Abueli que también por ahí quedaban pequeños juguetes y menudencias infantiles), y “enchufé” la caja tonta, empezando un rápido escaneo con el mando, en busca de alguna película interesante (a ser posible clásica y en blanco y negro). De pronto, detuve mi desganado rastreo al ver algo que me llamó la atención: en el programa de tontunas variadas llamado “El hormiguero” tenían un invitado que se salía del perfil habitual, Se trataba de… ¡¡UN ASTRONAUTA!! ¡¡Huy, huy, huy… eso prometía!!

Es lo que hace ver un uniforme azulito con insignias llenas de vectores y siglas: ya estaba enganchada. Menudo invitado de excepción, un astronauta, ya entrado en años, el hombre, llamado Charles Duke (¿No había uno español que también se apellidaba así?) Yo en mi vida había oído hablar de él, y eso que de pequeña me regalaron mis padres un libro sobre el cosmos en el que se dedicaba un capítulo entero a ensalzar los nombres y semblantes (cortados por el mismo patrón) de los más insignes pioneros de la carrera espacial, tanto estadounidense como de la entonces Unión Soviética…

Bueno, se ve que el librito aquel que me regalaron mis padres, en mi época más apasionada por todo lo relacionado con el espacio, no era tan riguroso como a mí me hubiera gustado. Porque este tipo existe, lo he comprobado aquí http://es.wikipedia.org/wiki/Charles_M._Duke

y aquí:  http://www.abc.es/20120329/ciencia/abci-charles-duke-datos-aplastantes-201203291304.html

Pero bueno, el caso es que me acomodé en el sofá con curiosidad, a ver qué contaba y si le daba por revelar algo excepcional. No sé por qué, esperaba escuchar alguna de las muchas “irregularidades” que nos oculta la NASA, algún detalle significativo sobre cómo es realmente la Luna o las “cosas” alucinantes que circulan por Internet al respecto de nuestro sistema solar. ¡¡Qué ilusa!!

No sólo no “confesó” ningún detalle interesante, sino que, además, se mostró extraordinariamente seco y poco expresivo (eso sí, con una mueca de sonrisa plantada en la cara todo el tiempo). Contestó a las manidas preguntas del Pablo Motos sobre su experiencia de manera tan fría y anodina que me dejó de piedra pómez. Cuando el presentador quiso saber si el hecho de haber estado en la Luna le había marcado de alguna manera en su vida personal, él respondió que no le influyó en absoluto de manera mística o espiritual. Me sorprendió bastante, porque yo creo que irse a la Luna no es precisamente acercarse a comprar el pan al chino de la esquina, je, je… ¡de alguna manera esa vivencia te tiene que trastornar, tiene que ampliar tus perspectivas existenciales y cambiar tus puntos de vista!

No sé, a lo mejor es que yo soy muy rara, pero a mí ya me afecta el simple hecho de escalar una montañita y contemplar el panorama de los valles a mi alrededor… Me siento eufórica y relajada al mismo tiempo, y me embargan sensaciones de pequeñez e infinitud, de belleza y unión entre todas las cosas, de pertenecer a algo inmenso y maravilloso… ¡Y eso sólo estando a mil y pico metros sobre el nivel del mar! ¡Este tío ha estado a trescientos ochenta y seis mil kilómetros y lo cuenta como un vuelo a Irlanda con Ryanair! Francamente, me resulta chocante que alguien no sienta algo muy-muy especial y profundo al realizar un viaje como ese…

Mi percepción personal y totalmente subjetiva, lo reconozco, es que este buen hombre es uno más a sueldo de la NASA y que está totalmente entregado a mantener las mentiras (¡y gordas!) de este organismo ante los medios de comunicación. Así me lo confirmó su también lacónica y poco detallista respuesta a la pregunta “capciosa” que le dirigió Pablo Motos sobre si había visto algún OVNI en la Luna. Dijo algo sí como “No, yo no vi nada”. Así de tajante. Aunque, claro, según lo mires, también es como decir que “puede que lo hubiera, pero yo no lo vi”.

Con la pregunta acerca de cómo le cambió la vida esa experiencia, lanzó ya la bomba definitiva, divagando acerca de que, ya sabes, quedan sólo con vida nueve de los que pisaron la Luna, así que les invitan a dar conferencias y hacer presentaciones por todo el mundo, y todo eso… Realmente, un ser muy profundo y sensible no me pareció.

También me resultó chocante, tanto en la entrevista como en los artículos que he leído, que el hombre menciona cierto sentimiento de soledad “al no haber estado antes nadie allí”. Vamos a ver, que ya habían estado antes que él otros, sin ir más lejos los del Apollo XI, en el famoso, polémico y retransmitido alunizaje, con la huellita de Armstrong y toda esa parafernalia… El señor Duke estuvo tres años después, en 1972, como miembro del Apollo 16, o sea, que de no haber pisado la luna lunera nadie antes que él, nanay de la China.

Lo que me confirma su papel de mero monigote es que su visita a España se debe a la presencia de la primera exposición de la NASA fuera de los Estados Unidos, que se presenta en el Recinto Ferial de la Casa de Campo, en Madrid.

Una tentativa de lavar el buen nombre de esta institución más allá de sus fronteras, en un momento en el que ellos mismos son conscientes de la marea de acusaciones y sospechas sobre la honestidad de sus actuaciones que barre la red. Lo penoso es que nuestros niños visitarán esa exposición en excursiones con sus colegios, y sus guías y profesores tratarán de asentar en ellos las bases del adoctrinamiento en materia espacial. Tratarán de manipularles para que acepten, admiren y propaguen la integridad y dedicación absoluta de esta Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio a estudiar y desvelar los misterios del cosmos para acercárselos al ciudadano de a pie. ¡Qué bonito! ¡Si supieran lo que se cuece detrás de esas fotos y réplicas de lanzaderas espaciales!

Pero, mientras montan sus preciosas exposiciones de autobombo y platillo, por suerte, hay otros astronautas, científicos, asesores y personal de todo tipo que se ha decidido a plantar cara a tanta hipocresía y falsedad. Algunos murieron en el intento (incluido el famoso director de cine Stanley Kubrick), otros acabaron con perturbaciones psiquiátricas (probablemente inducidas), u olvidaron lo que habían visto allí. Pero otros, como Edgar Mitchell, del Apollo 14, aseguran que el verdadero motivo de la llegada del “hombre” (mejor “ser humano”, ¿no?) no fue ganar la carrera espacial a los entonces soviéticos, sino otro muy diferente.

Tengo un “buen conocido” (al que tan sólo le falta que nos demos un abrazo en persona un año de éstos para pasar a la categoría de “buen amigo”) que no quiere ni oir hablar de la NASA, e insiste en que siempre mienten. Yo no sé si Miguel Furlock, que así se llama él y tiene unas muy particulares y fascinantes percepciones sobre el universo, exagera o tiene razón. Pero me da en la nariz que algo de razón no le falta. (Espero que no le moleste que le haya mencionado).

¡En fin! Yo, en estas cosas, suelo guiarme por la intuición y el sentido común. No siempre van de la mano, pero, en este caso, ambos están de acuerdo. Pero, como siempre, lo mejor que podemos hacer es informarnos al respecto y sacar nuestras propias conclusiones.

La mía es, evidentemente, que no volveré a perder el tiempo viendo la tele. Hay materiales muy interesantes en la red, que podéis ver incluso desapasionadamente, como quien ve un documental de la 2. No me hagáis caso, pero al menos ampliad un poco la perspectiva de lo que supone la llamada “carrera espacial”. Puede que os sorprenda y os anime a seguir “investigando”…Si he logrado que os pique la curiosidad, sentaos esta noche con unas palomitas recién hechas delante del ordenador. Os aseguro que nada de esto que os relaciono a continuación lo veréis jamás en El Hormiguero, je, je…

La historia más grande siempre negada: http://www.youtube.com/watch?v=Acf-yOFSzDE

Moon Rising: http://www.youtube.com/watch?v=Ln_3vdbcd8E

(Sólo para “abrir boca”: podéis daros el atracón buscando por vuestros propios medios, pero sin agobios y con espíritu crítico. Eso siempre)

Anuncios

Acerca de rivendelian

Estudié Filología Hispánica, he sido recepcionista, administrativo, jardinera, educadora ambiental, ilustradora, pintora, escritora, auxiliar veterinaria, madre, maestra, psicóloga, enfermera, limpiadora, cocinera, panchadora, taxista, experta en autismo y mil cosas más... Pero nada de esto me define. Soy poco sociable, pero comunicativa; pachona, pero curiosa; rebelde, pero cariñosa. Mis raíces están en Gredos, pero me siento asturiana de adopción. Adoro a los animales, me encanta la astronomía y mi lugar favorito es un bosque viejo (preferiblemente de hayas o robles). Sonrío cuando camino entre guijarros, cuando escucho cantar a mis hijas, cuando meto los pies en una corriente fresca, cuando pinto, cuando me reencuentro con amigos lejanos, cuando sueño... Prefiero el té al café, no como carne, me encantan el piano y el arpa, pasear bajo la lluvia, el olor de las mandarinas y la hierbabuena, y meterme castañas asadas en los bolsillos en invierno. Me siento observadora del mundo, y en él busco cosas que los demás ni saben que existen. Soy una que anhela SER, más allá de todas las características que me "adornen" en esta experiencia de vida.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

12 respuestas a EL SHOW DE LA NASA

  1. manolo dijo:

    hola riven,muy buen articulo,en internet sobre todo youtube,hay miles de videos de este tipo,pero me atreveria a decir que el 70% son fakes,pero por entretenimiento no esta mal,no obstante queda el 30% restante que creo que lo que se ve en esos videos sea real.no esta mal!!!!!llevo dias intentando grabar esas bolitas,que ultimamente no eran bolas sino discos,o sea ovnis en toda regla,pero llevo dias sin verlos!!!!!a veces pienso que estaban de paso,o que eran una avanzadilla,la verdad a ciencia cierta es que no se realmente que o quienes son!!!!!saludos

    • manolo dijo:

      se me olvidaba!!!en mi blog he empezado un relato que creo que quizas te guste!!!!ire ampliandolo poco a poco!!!y tambien(esto es primizia)voy aponer un apartado para fomentar la risa que seguro ira bien para superar esta pu..piiiiiii!!!! crisis!!!saludos

  2. rivendelian dijo:

    ¡¡Genial, Manolillo!! Te veo embalado, qué barbaro, parece que te has puesto el turbo y ya no hay quien te pare…

    Totalmente de acuerdo en los porcentajes de tomaduras de pelo que se distribuyen por la red. Supongo que el verdadero trabajo es, precisamente, tratar de buscar una aguja en un pajar, es decir, ese 30% que nos deja patidifusos porque es incontestable y rotundamente VERDAD. Aún así… ¡qué difícil es bregar ente tanta morralla! Pero al menos resulta entretenido y, al final, acabas teniendo algo de “ojo clínico” para diferenciar la plata del estaño…

    Oye, qué buena idea eso de una sección de humor… la verdad es que unas risitas cada día son muy necesarias y saludables, y más en estos tiempos grises que nos ha tocado encarnar, je, je…

    Yo, por mi parte, creo que voy a abrir un apartado reservado a las musas, porque creo que hay bastante poeta oculto por ahí que estaría deseando soltar lastre… Yo misma confieso haber hecho mis pinitos, y tal vez aprovechara para publicar alguna cosilla. Por cierto, ya me ha picado la curiosidad, así que en cuanto pueda me paso a ver qué es eso tan interesante de un relato… Seguro que promete.

    ¡Abrazote fuertote! Y gracias por comentar tan rápido, qué barbaridad, chico…

  3. Ana dijo:

    Bueno, hablando de lunas… Que opináis sobre como se ve la Luna desde hace unos meses en forma de U? Es normal??? Un abrazo.

  4. manolo dijo:

    hola ana,hace poco lei un articulo sobre eso(mira planetagea.com),yo no lo tengo muy claro a que puede ser debido.mi teoria es que debido a los grandes terremotos de los ultimos tiempos podria ser que el eje de la tierra hubiera cambiado,pero lo digo en mi mas humilde ignorancia!!!!!tambien puede ser algun efecto de la simulacion,haarp o vete tu a saber,no obstante no creo que tengamos que preocuparnos de eso,por ahora!!!!!!saludos.

  5. manolo dijo:

    como veo que os gusta todo lo que esta encima de nuestras cabezas,os dejo este link.
    http://events.slooh.com/
    esta web retransmite en directo eclipses,conjunciones planetarias y todo tipo de eventos celestes.Lo malo que le veo es que es de los americanos,como no!!!,y supongo que solo veremos lo que ellos quieran,pero bueno es gracioso ver un eclipse on line!!!saludos.

  6. rivendelian dijo:

    Hola, chic@s, acabo de medio terminar una de las páginas nuevas y me tengo que ir corriendo a prepararles la cena a las enanas, así que no tengo mucho tiempo ahora para profundizar en el interesante tema de la luna y su “forma de u”. Pero prometo regresar esta noche cuando las acuesta y meterme ” a saco” con ello.

    ¡Es fantástico ver que hay movimiento en el blog! ¡Gracias por ayudarme a hacerlo posible, amig@s!

    Un abrazo,

    Riven

  7. rivendelian dijo:

    Vengo de tirar la basura y darle un paseito a la perra, y he podido fijarme en la luna. La he observado detenidamente y he llegado a la conclusión de que… ¡su aspecto no es nada nuevo, chic@s! Es más, podría aseguraros con exactitud que este aspecto curvado hacia abajo ya lo contemplé hace casi veinte años, pongo al cielo por testigo (¡y nunca mejor dicho, je, je!).

    Para ilustrar mi testimonio, os contaré una bonita historieta. Era un atardecer frío y ventoso de un lejano mes de enero, allá por 1994. Lugar: un mirador sobre los cortados del río Henares, en un pueblecito cercano a mi ciudad. Protagonistas: el que hoy es mi marido y yo, envueltos en un cálido abrazo y muy emocionados, tras haberle declarado (yo a él) mi amor. El viento nos zarandeaba al borde del precipicio, la noche iba cayendo y la depresión entre Alcalá y Guadalajara se iba iluminando con miles de lucecitas de pueblos y ciudades a nuestros pies. Espesos nubarrones ensombrecían el cielo, entre azul plomizo y púrpura. Algún cárabo o autillo cantaba lastimeramente su saludo al crepúsculo en los bosquecillos de encinas cercanos.

    De repente, el cielo se iluminó. El viento había abierto una pequeña brecha entre las nubes y por allí asomaba ella: una preciosa lunita dorada, ¡¡¡exactamente con la misma forma que vemos hoy!!!

    Él dijo algo así como que el cielo estaba de nuestra parte. Nos pareció un buen augurio, y yo la bauticé con el nombre de “Cuarto Sonriente” (ni Creciente, ni Menguante). Incluso puedo adjuntar todo un “documento” de la época: un tierno dibujito conmemorando el evento astronómico…

    Así que ya lo sabéis: certifico que esto que tanto nos sorprende en estos días no es ninguna novedad. Ahora bien… ¿a qué es debido? Obviamente, a que o bien la luna, o bien el sol, se encuentran en una posición diferente a la habitual el uno respecto de la otra, y viceversa. Pero sospecho que no hay nada de anormal en ello. y que debe de tratarse de variaciones normales en las órbitas que sólo se producen a medio-largo plazo.

    Es sólo mi opinión, que conste. Supongo que lo más serio sería comprobarlo en algún foro dedicado de manera seria y profesional a la astronomía…

  8. varín dijo:

    Lo más interesante en estos días ( y recomiendo mostrárselo a les peques antes de que empiece a ser más largo el día deje de estar a la vista ese espectáculo ), ya que la luna, como bien dice nuestra amiga está igual que siempre ( ¡¡ que sí leches ¡¡, que lo que pasa es que si estamos entretenidos en tonterías sin solución no avanzamos ni permanecemos con los ajos abiertos a la vida y a nosotros, sus moradores ( ¿ a quién interesa eso ? )),
    es que ahora ( a veces en conjunción con la luna ) en poniente, oeste, se ven a júpiter y venus, y en oriente, este, a marte ( unas veces más claramente rojo que otras. ( la peque grande ya corrigió a su abuela un día ( “no son estrelllas”, son planetas , ¡ mira ¡ ;; y aunque yo suponía eso mirando el cielo y sin comprobarlo o cotejarlo en ningún lado ( de hecho no sé deciros cuál es el que brilla más si júpiter o venus ,no me acuerdo ), el otro día una señora de 80 y tantos lo dijo en la comida de cumpleñaos de su cuñada de la misma quinta, así que dejó de ser dudoso para mí).

    El otro día lo que me llamó la atención, sobre las doce o la una y hacia el oeste-suroeste, fue la manera de brillar-parpadear-tililar de la estrella ( posiblemente binaria, no lo sé ) de canis minor o mayor, no sé, que está abajo a la izquierda de orión,, no recuerdo su nombre, una de las más brillantes en nuestro firmamento boreal.

    Abrazos

    • manolo dijo:

      tienes razon,anoche estuve observando la luna y esta como siempre,de todas maneras intentare grabar un video de la luna para que se vea que esta normal.ahora mismo creo que brilla mas jupiter,y lo de la estrella,creo que te refieres a betelgause.segun los cientificos,es una estrella supergigante roja que esta a punto de convertirse en supernova.esta tan lejos que lo que hoy en dia vemos es la luz que emitia hace miles de años.segun dicen el dia que explote y se convierta en supernova veremos fuegos artificiales,y puede ser cualquier dia.lo que claro si es cierto y las mediciones de los cientificos son ciertas esa explosion de luz tardara un poquito en llegar,pero claro a mi quien me asegura que las mediciones(años luz)sean ciertas!!!un saludo varin.

      • varín dijo:

        Gracias Manolo,

        Y sí es verdad que anda cerca de ser nova, si no lo es ya;
        Hay quien apunta que eso nos llega a los humanos ( y a todo, claro ), como una influencia para el desarrollo, y que el efecto inicial se produce en el momento real, aunque no lo podamos ver….

        Abrazos Amigo

  9. rivendelian dijo:

    A ver si va a ser Betelgeuse… ¡Qué curioso! Más que nada porque el Furlock viene avisando de curiosos “sucesos” por esa zona desde hace tiempo. Ya sabes que él tiene un ojo de lince para esas cosas… Ha publicado incluso unas fotos realmente inquietantes. Lo siento, he intentado copiar aquí el acceso directo a su página y no me sale (es que es ya muy de madrugada y no doy pie con bola…). Pero bueno, ya conoces su blog. La entrada se llama “Animadas fiestas en Betelgeuse”. Para quienes no lo conozcan y estén intrigados, el blog al que me refiero se llama Sombrasbaúl. Entretenimiento, introspección y desafío asegurado… si os atrevéis.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s