Lo extraordinario


Hoy me apetece tocar un tema que hace ya tiempo me ronda por la cabeza. Y supongo que a much@s de l@s que os asoméis por estas páginas os habrá inquietado en mayor o menor medida en alguna ocasión.

Y es que, quien más, quien menos, tod@s hemos tenido alguna experiencia de las que suelen llamarse “extrasensoriales” o “paranormales”, y si no lo hemos vivido en persona, seguro que, al menos, conocemos a alguien a quien sí le ha pasado. Son sucesos inexplicables desde los parámetros de la ciencia y la racionalidad, pero asombrosamente generalizados a lo largo y ancho del mundo desde siempre. Todas las culturas y civilizaciones, desde que el ser humano empezó a dar sus primeros pasos y a preguntarse sus primeros “por qués”, comparten el mismo afán por desentrañar el lado misterioso de la vida. Y eso es lo que hace que este tema sea, para mí, tan apasionante y digno de investigación, precisamente esa cualidad universal de lo extraordinario.

Telepatía, visión remota, telequinesis, sueños premonitorios, sanación a distancia, remisión espontánea, bilocación, viajes astrales, apariciones, dejá vu (nunca estoy segura de cómo se escribe esto, je, je, pero ya sabéis, es esa sensación de que ya has estado antes en un lugar que visitas por vez primera, o de que la escena que acaba de ocurrir ya la viviste en otro momento, como el vaporcillo de un sueño que viene y se va…), experiencias de muerte clínica en las que un@ está consciente de cuanto ocurre a su alrededor… y un largo etcétera… Todos ellos son fenómenos que se ven diferentes a la luz del nuevo paradigma. Ese palabro, ya sabéis, trae consigo una nueva visión del mundo en el que vivimos, basado en enfoques como el de la realidad cuántica, y lo maravilloso de esa visión nueva es que permite integrar estos fenómenos perfectamente en nuestras vidas como algo “normal”. Así pues, podríamos estar empezando a admitir la naturalidad de lo extraordinario, por primera vez en la historia de la humanidad. ¡¡A mí esto me parece ENORME!!   

De este modo, tantas leyendas antiguas, tantas historias extraordinarias sobre apariciones marianas, visión de ángeles, alienígenas, fantasmas o seres mágicos, no serían ya motivo de burla o de preocupación por las facultades mentales de un@, sino que podrían fácilmente explicarse como pruebas de la existencia de realidades o universos paralelos al nuestro.

Por el motivo que sea, y que de momento desconocemos, hay instantes en los que se abren las puertas entre nuestra realidad y esas otras, permitiendo el contacto breve y alucinante con mundos alternativos pero igual de reales.

Cuando uno vive una experiencia “inexplicable”, tiende a avergonzarse y rehuye reconocerlo en público, a no ser que se encuentre en la más estricta intimidad. O al menos esto era así hasta hace poco… Porque, en este sentido, yo vengo observando cierto cambio de actitud en la gente, que se muestra más propensa a compartir este tipo de viviencias que se salen de lo habitual. Creo que se trata de un deseo auténtico de “normalizar” lo “anormal”, de naturalizar lo que siempre fue parte de la vida, pero que un sistema controlador y represor, capitaneado en nuestra civilización por la Iglesia, se empeñó en demonizar y alejar de nuestro alcance. Ahora las cosas quieren volver a recuperar su sitio, y esto viene de la mano de la revolucionaria marea de cambio conocida como “El Despertar de la Consciencia”.

La gente ya no se conforma con la visión de la realidad que le han vendido durante milenios, y quiere integrar los aspectos hasta ahora desdeñados de la existencia, porque la enriquecen y nos convierten en seres evolucionados, mejores, más completos. Ya no aceptamos las respuestas vagas proporcionadas por unas religiones que nos “protegen” de manera imprecisa e incluso infantil, como si fuéramos niños pequeños: “no hagáis esto, haced lo otro, o vuestro padre se enfadará…”. Hace tiempo que las religiones ya no ofrecen respuestas que nos satisfagan, antes bien, generan tal cantidad de preguntas que nos sentimos abrumados. Nos dijeron que no había que plantearse las cosas, que había que creerlas como verdades absolutas, que era una cuestión de Fé y punto pelota.

Por eso, cuando empezó este movimiento de cambio de la consciencia, probablemente allá por la década de los sesenta (del siglo pasado, je, je…¡qué viejos somos!), lo primero que hicimos fue mirar a ciertas espiritualidades milenarias, sobre todo orientales. Esas tradiciones primordiales, tratadas con desprecio o burla casi siempre, ahora resultan mucho más cercanas a la “verdad” de lo que se pensaba, pues se basan en los fundamentos de lo que hoy es la física de las partículas elementales, o física cuántica. Lo que actualmente están demostrando los científicos en este impresionante campo, es lo mismo que ya anunciaban, por ejemplo, los “Upanishads” o textos sagrados de la India, cinco o seis siglos antes de Cristo, o el “Tao Te King” de Lao Tsé, o los textos sufíes (parte esotérica del Islam).

Fijáos en estas palabras del Mundana Upanishad, para haceros una ligera idea de lo que quiero decir: “Por la energía de su conciencia, Brahman se hace masa; de esto nace la materia, y de la materia, la vida, la mente y los mundos”… También hablan de que el universo está surcado por unas líneas de fuerza llamadas los “cabellos de Shiva”, que contraen y expanden el “tejido” cósmico… ¡de la misma manera que lo hace hoy en día la llamada “teoría de las Cuerdas”! ¿No es asombroso? ¿Cómo obtuvieron estos pueblos antiguos unos conocimientos tan elevados? Bueno, supongo que eso dará tema más que suficiente para una proxima entrada exclusiva…

Lo cierto es que es algo natural e imparable ya ese “querer saber” reprimido durante milenios, y tengo la sensación de que estamos más cerca que nunca de tener al menos un atisbo de respuesta a esa desazón interna que siempre hemos experimentado, esa idea de que hay algo más en nuestras vidas que deberíamos saber y nos lo estamos perdiendo.

Y esto va más allá de simples ensoñaciones pseudo-místicas o especulaciones fantasiosas. Se trata de ciencia, pues es ésta, sorprendentemente, la que está desentrañando el nexo que hay entre la materialidad y la espiritualidad. Ha llegado el momento de parar, observar el mundo a nuestro alrededor con otros ojos, sentirlo y vivirlo de otra forma, admitir en nuestra realidad cosas que no hace mucho nos parecían ciencia ficción, como los agujeros de gusano (o túneles de Einstein-Rosen, que podrían comunicarnos con los extremos más opuestos de la galaxia en menos que canta un gallo), la antigravedad, la relatividad del tiempo y el espacio, diferentes dimensiones, , universos paralelos, la partícula ” de Dios”… Incluso en el campo de la neurociencia, diferentes investigadores concluyen que la Mente Cuántica (la consciencia) lo es todo, y que está unida al universo entero y a todos los universos.

Es hora de replantearse la existencia tal como la conocemos, de contemplar el mundo que nos rodea como el lugar maravilloso y sorprendente que en realidad es, con los ojos de la infancia, sin condicionamientos, sin prejuicios, con la ilusión pintada en las pupilas.

Todo es posible en este nuevo paradigma, somos sus protagonistas y una tiene la sensación de estar en el momento oportuno y en el lugar oportuno, pese a lo mal que lo pintan los telediarios. Vivimos un momento único en la Historia y debemos aceptar el cambio de percepción, fluir con él, porque nos encontramos en plena evolución, a un paso de conocer una nueva especie humana, que bien podría llamarse el “Homo cósmicus”… ¡¡Puede que acabemos teniendo hasta “superpoderes”!! Cuando asumamos nuestra verdadera naturaleza , viviremos plenamente y aceptaremos la telepatía, la visión remota, la curación consciente, los viajes astrales y tantas otras cosas extraordinarias como nuestros nuevos sentidos. Estaremos por fin integrados con la consciencia del universo, de la que nos separaron hace tanto tiempo que ni nos acordamos de que alguna vez estuvimos unidos a ella. Fuimos UNO con ella.

Siempre y cuando los de siempre no interfieran, como suelen hacer, claro…

 

Anuncios

Acerca de rivendelian

Estudié Filología Hispánica, he sido recepcionista, administrativo, jardinera, educadora ambiental, ilustradora, pintora, escritora, auxiliar veterinaria, madre, maestra, psicóloga, enfermera, limpiadora, cocinera, panchadora, taxista, experta en autismo y mil cosas más... Pero nada de esto me define. Soy poco sociable, pero comunicativa; pachona, pero curiosa; rebelde, pero cariñosa. Mis raíces están en Gredos, pero me siento asturiana de adopción. Adoro a los animales, me encanta la astronomía y mi lugar favorito es un bosque viejo (preferiblemente de hayas o robles). Sonrío cuando camino entre guijarros, cuando escucho cantar a mis hijas, cuando meto los pies en una corriente fresca, cuando pinto, cuando me reencuentro con amigos lejanos, cuando sueño... Prefiero el té al café, no como carne, me encantan el piano y el arpa, pasear bajo la lluvia, el olor de las mandarinas y la hierbabuena, y meterme castañas asadas en los bolsillos en invierno. Me siento observadora del mundo, y en él busco cosas que los demás ni saben que existen. Soy una que anhela SER, más allá de todas las características que me "adornen" en esta experiencia de vida.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

19 respuestas a Lo extraordinario

  1. varín dijo:

    ¡¡ Bravo ¡¡

    Y qué hermosas fotografías has elegido;

    – me gusta , me gusta …
    iba pensando aquél niño mientras paseaba

  2. manolo dijo:

    Extraordinario,creo que mejor ya no se puede explicar,imaginame haciendote la ola!!!!!!.
    Felicidades rivenbella!!!!Un Abrazo sanador para ti y toda tu familia.

  3. Ana Belén dijo:

    ¿Porqué estamos aquí? ¿De que están hechos los pensamientos? ¿Vemos el mundo tal como es? ¿Qué es un cambio de Paradigma? ¿Qué nos dice la Física Cuántica acerca de la naturaleza de la realidad? ¿Cómo podemos crear conscientemente nuestros días? ¿Cuál es el poder de la intención? ¿Cómo experimentamos nuestras conexiones cerebrales? ¿Cómo podemos liberarnos del pasado?
    Cómo sabía que no tardarías mucho en hablar del tema… sublime…

  4. BERTHA/Berty dijo:

    Prudencia Bertha, prudencia, hija mía. ja, ja. A qué o a quién os suena? A la santa madre iglesia. Bueno, pues mira por donde hoy lo pondré en práctica. Y éso que he llegado a ser una indómita, rebelde y contestataria mujerrrrrr.
    Queridita Laura-Riven esto da para musho juego y pá rato. Hummmmm. Dejeme un ratito y entraré a SACOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOOO.
    Bien, chiquitina. Había que tocarlo. Y entre dimes y diretes no se pué vivi.
    Haremos un Simposium? O lo dejamos entre sesudos hermanit@s, benevolentes con el sentir-parecer de allá cada quién ?
    Ja, ja. Volveré no lo dudes.
    ***********************************************
    A otra cosa mariposa
    Por cierto, el amigo Furly nos pide dos o mil letras para prologar el nuevo libro del Jinquer.
    Iba a empezar con aquello de : tu poesía, amigo, viene cargada de razones …..

  5. rivendelian dijo:

    Bertamari, no te corteeeees, que aquí tienes pista libre para ser todo lo indómita y rebelduca que plazcas. ¡Mete caña, que ya sé yo que la cuántica te pone a cieeen!

    Muy buena idea la de Miguelito, el amigo Jinquer se merece el reconocimiento de toda la panda. Me voy a ello, oye…

  6. lalunagatuna dijo:

    ¿Porqué avergonzarse si nos pasa “algo” fuera de lo habitual? Fuera tabúes y aceptemos nuestra realidad, si te contase hermanita…Además ¿dónde está lo real y lo irreal? todo es cuestión de percibir o no, unos están preparados y otros no.
    Abrazos guapa.

    • chemfranqueses dijo:

      Vertigo,tengo vertigo y miedo a veces de mi mismo,esta entrada de riven dice lo extraordinario que puede ser la vida,pues eso pienso extraordinario lo que me ha pasado.fuera de lo comun,fuera de lo habitual,o quizas no lo es y muchas veces y muchas personas no se atreven a contarlo.que bien has dicho,fuera tabues!!!.Bueno el que me haya visto comentar mas o menos ya me conozera,lo pirao que estoy!!!!Hace dos meses me paso una cosa tan extraordinaria que ha superado todo lo que antes en muchos años me asombro.Mirad,tengo un vecino de unos 70 años que tiene cancer,segun los medicos le quedaba poco de estar por estos lares.Yo como cada mañana,llevando a mi hijo al instituto a las 8 de la mañana,esta a 8 km el cole,cuando me estaba subiendo al coche vi a mi vecino en el balcon,que bien esta hoy,pense!!!iba sin muletas,habitualmente las lleva,estaba en su balcon bien tempranito y muy bien arreglado,yo la verdad lo vi muy bien,mejor que en los ultimos meses,me alegre por el la verdad,pense a ver si se equivocan los medicos.Deje a mi hijo en el insti,volvi para casa.me hice mi cafe,sobre las nueve,tenia que llevar a mi mujer a su trabajo,fuimos los dos a coger el coche,que estaba aparcado justo en la puerta de la casa del vecino,el vive en una planta baja,y me sorprendio la cantidad de gente que habia en la puerta,mi mujer se acerco corriendo por que estaba la mujer de mi vecino llorando.yo me espere en el coche.intrigado pero tuve paciencia y espere, a los 5 minutos volvio mi mujer,¿que pasa?le dije,”Me contesto “el marido de la paca,que es la mujer de mi vecino.que anoche a la 1 de la madrugada fallecio,no puede ser!!!!!lentonces a quien he visto yo a las 8 de la mañana!!!!no puede ser yo lo he visto!!!!!todo esto se lo decia a mujer en el coche,ella su cara era un cuadro abstracto.no supo que contestar,al dia siguiente fue enterrado,estaba muerto de verdad lo tuve que asumir.Entonces que vi?esque me estoy volviendo loco?Intento olvidarlo y ya esta por que ya bastante fama de pirao tengo,pero eso si cada dia que pasa tengo mas claro.que nuestro viaje no acaba aqui,yo creo que empieza aqui.
      Un saludo Sanador………………Os quiero…………………

      • rivendelian dijo:

        Manolo, sencillamente eres de los afortunados que son capaces de traspasar las “puertas” entre diferentes realidades. Por un breve instante te fue dado un atisbo de esa persona ya trascendida, y debes tomártelo no como un síntoma de locura, que va, sino como un auténtico REGALO que se te hace. Puede que tu vecino intuyera tus capacidades, tu sensibilidad especial, y decidió darte ese momento de revelación para confirmarte que vas bien, que hay mucho más que lo que vemos, tocamos y percibimos con los cinco sentidos. Es una manera de asegurarte que la vida es mucho más de lo que imaginamos.

        Yo no intentaría olvidarlo, sino aceptarlo como algo natural. Tú tienes ese don, eres afortunado, porque estás más cerca que los demás de apreciar el diseño original de las cosas, lo “normal” de lo “extraordinario”. Aprovechalo, amigo, porque la mayoría de los seres humanos sólo experimentan una realidad, pero tú tienes las puertas de la percepción bien abiertas y ves más allá. Tenemos que empezar a plantearnos la posibilidad de que, si queremos cambiar el mundo,, hay que empezar a imaginarlo de otra forma. Tú estás en ello, Manolillo…Probablemente seas ya representante de la nueva especie humana… ¡Qué suerte, tío!

        Muchas gracias por contárnoslo, y ya sabes que aquí estamos todos un poco piraos, así que estás entre amigos y puedes sentirte libre de relatarnos todas las cosas extraordinarias que necesites soltar o compartir. A veces es bueno soltar lastres, uno se queda a gusto y las cosas pierden parte de su extrañeza.

        Un abrazo

      • varín dijo:

        Coincido con rivendelian,
        sí, está claro, que quiso hacerte un guiño, dada tu evolución y capacidad de ser consciente, mientras probablemente se despedía e intentaba infundir ánimos a su familia.

        Abrazos

  7. ana dijo:

    Acabo de conocer tu blog Riven, me parece maravilloso, no sólo por tus definiciones, las imágenes, sino por las explicaciones, las olas de tu mente.
    Hay que seguir dando caña a este tema porque es un punto fuerte, lo sé… si no las “fuerzas oscuras” no hubiesen venido de nuevo a pegarme en las narices para j… fastidiarme.
    Somos partículas de consciencia divina, y algunos no desean formar parte del Todo, les molesta, parece que hayan querido aparcar su propio teatro o teatros en dimensiones muy manejables físicamente. Siento algo extraño cuando cuento esto, sé que igual que han tratado de herirme de nuevo las malas cosas, es tal como les herimos a ellas, llegando al Conocimiento mismo de la Entraña de la Existencia.
    Un abrazo

    • rivendelian dijo:

      Saludos, Ana, sé bienvenida y siéntete como en tu casa. Es muy agradable ver que se suma más gente a esta pequeña-gran aventura de indagar en nosotr@s mism@s y en lo que nos rodea….

      Entiendo muy bien lo que cuentas. probablemente nos encontramos en un punto de inflexión, algo así como una encrucijada de caminos en la evolución de la vida en este planeta, y se trata de un cruce en el que tod@s percibimos cosas que nos sobrepasan, que de alguna manera no sabemos cómo “torear”. Algun@s, los menos de momento (pero confio en que la cifra irá subiendo) nos asomamos con una mezcla de curiosidad, miedo e ilusión a esa visión del cambio que se nos avecina, por muy inquietante que sea. Pero a la gran mayoría como tú apuntas, lo que intuyen les asusta tanto, afecta tanto a sus sistemas de creencias,a sus verdades absolutas impuestas a lo largo de los siglos, que no quieren afrontarlo. No entienden que pueda existir un mundo sin los modelos tradicionales de cultura, consumismo, creencias y modus vivendi, prefieren quedarse en la falsa comodidad de lo conocido. En realidad, les importa un pimiento formar parte o no de una consciencia cósmica o de un todo integrador, o así se lo dicen sus propios egos, aunque tal vez su yo más profundo y esencial les tironée de vez en cuando hacia un enfoque diferente. Pero es más cómodo quedarse en lo de siempre.

      De todos modos conviene no olvidar algo muy importante en todo este tema, creo yo, y es el asunto del Libre Albedrío. Ahí cada cual moverá pieza conforme a su voluntad, a su evolución personal, a sus intuiciones, etc. No está bien forzar a otros a seguir tu camino, ni despreciarlos por estar más atados que un@ a una visión tradicional. Es algo que he ido comprobando con la práctica. Cada uno lleva su ritmo, y aunque nos agobie o entristezca ver que personas queridas se quedan a la zaga en esto del “despertar”, pienso que hay que dejar que sigan a su modo. En todo caso, prestarles apoyo o consejos sólo cuando nos lo pidan.

      Y tener siempre la humildad suficiente para admitir que podríamos estar equivocados.

      Un abrazo y bienvenida, Ana.

  8. rivendelian dijo:

    Copio y pego aquí unos comentarios que compartí en el blog de Furlock y que me parece que ilustran bien ese asunto del “percibir”. Porque a veces tenemos revelaciones inmensas, demoledoras, que no sabemos cómo explicar, pues se salen tanto de lo habitual que nos desbordan y nos faltan las palabras. He aquí un ejemplo claro:

    Ana dijo:
    abril 8, 2012 a las 10:00 pm
    Os voy a contar mi visión-revelación de hoy: he sabido que yo somos todos, pero no como unión, sino a lo bestia. Somos alucinaciones de uno mismo pero que vivimos en distintas situaciones.
    Es decir tú eres yo, yo soy tú y todos a la vez. Partículas iguales pero desconectadas entre sí.
    Sí, amigos, es asombroso porque a estas alturas cualquier atisbo del Yo es mera alucinación y cuento de los de aquí abajo. ¿A que marea?….
    De todas formas lo que sí puedo decir es que nos dejemos llevar por esta hermosa Barca y quien tenga mareos que se eche a dormir la siesta de la tarde, la de la mañana o la de la noche, o todo el día diurno del sol que todavía se deja ver. En fin… esto puede pasar a no ser nada o pasar a ser algo muy muy importante.

    Rivendelian dijo:
    abril 10, 2012 a las 12:08 pm

    Ana, hermoso apunte sobre tu revelación de la unicidad. Yo creo que tod@s cuantos andamos a vueltas con esto del “despertar de la consciencia” hemos experimentado algo parecido en alguna ocasión. A mí me ocurrió hace unos quince años, cuando viajaba en tren todos los días para trabajar en la capital.
    Una mañana como otra cualquiera, de repente, cuando el tren se detuvo en una parada en el extrarradio de Madrid, me quedé mirando el balcón de una casa cercana. Estaba amaneciendo y aún había poca luz en la calle, por lo que se veía perfectamente el interior de la casa, que tenía la luz encendida. Me fijé en una mujer que ponía o quitaba la mesa muy atareada y hablaba con alguien, sus hijos, su marido, no sé…
    El caso es que, como por arte de magia, me sentí dentro de ella, me sentí en su casa, haciendo lo que ella estaba haciendo, reconociendo los objetos que tenía a su alrededor como míos, su casa era mi casa, la persona con la que hablaba era alguien cercano a mí… Nunca he sabido cómo explicarlo, porque cuando te ocurren estas cosas es imposible transformar los sentimientos en palabras… pero fue algo extraordinario, algo que forma parte de las vivencias de las que he hablado recientemente en mi blog. Esas cosas que te cambian la vida.
    Cuando el tren arrancó, me puse a mirar a las personas que compartían el vagón conmigo, y tuve que parar y perder la vista en el paisaje de la ventana, porque me sentí capaz de meterme en cada un@ de ell@s, de “ser” ell@s, y era tan embriagador que no podía soportarlo. Supe por vez primera, con tota seguridad, que tod@s somos una única consciencia, la consciencia del universo que se experimenta a sí mismo dividido en infinitas partes. Tú y yo y la señora del balcón somos partes de esa infinitud plena. Y es maravilloso la primera vez que te pasa. ¡Enhorabuena, Ana!

    Ana dijo:
    abril 10, 2012 a las 2:48 pm

    Hola Rivendelian, me había tomado de nuevo pausas en los blogs pero no puedo evitar seguir tu comentario, has entendido la experiencia porque la has vivido. De hecho esta noción de “despertar” puede ser absolutamente demoledora Rivendelian, porque a lo que he o hemos llegado no es a la empatía misma, sino a la consciencia de que somos como avatares o chispitas del creador: es decir, todos de unamisma matriz pero viviendo experiencias distintas. Somos un único cerebro, un único corazón, una única conciencia o consciencia, una única neurona gigantesca que se ha super-infinitamente-dividido para adquirir mediante la experiencia de la fisicalidad nuevas nociones. Es decir, somos el creador mismo microscópicamente dividido. No es que llevemos dentro ese creador, sino que somos el creador mismo tomando conciencia de la vida y experimentándola para transformarla. Aquí quizás quedarían más teorías y elucubraciones escondidas o añadidas: la división mental que tenemos del bien y del mal, podría ser la revelación de nosotros como entes puestos en unicidad sin admitir ese todo, y sería eso la ¿revelación del ángel caído?
    Es complejo pero esclarecedor. La visión que tú cuentas de tu unión con esa mujer con la que viviste esos instantes compartidos son totalmente reales. Imagínate si ahora pudiésemos viajar de unos a otros y compartir toda esa experiencia, no como entes únicos sino como lo que somos: todos iguales, divididos pero experimentando el plano de la vida. Somos un mismo pulso de vida, todos somos iguales, porque somos uno. No sé si esto es magia o ya entra dentro de lo que ahora intentan admitir como experiencias cuánticas. Es tan complejo como sencillo a la vez. A partir de ahí podemos entrar en los pensamientos de los demás, sabiendo que ellos son yo y yo soy ellos. Podemos configurar y crear (si así lo deseamos) una humanidad diferente. Gracias Rivendelian por compartir-te

  9. rivendelian dijo:

    Una vez más, retomo de otro blog un hilo interesante para completar el tema de esta entrada. Gracias, Miguel, y gracias, Ana, por tu incesante y generoso compartir.

    rivendelian dijo:

    abril 15, 2012 a las 12:42 am

    Miguel, haces de las manualidades y los experimentos caseros una auténtica AVENTURA… ¡Eres genial! Ya estoy deseando que nos cuentes qué hay en la segunda foto… Lo del Strom-bo lo intentaré el lunes, cuando no haya “moros en la costa”, porque ya es lo que le faltaba a mi familia para confirmar que estoy como una maraca de Machín…

    Por cierto, yo también noto “cositas” en la pupila (¿o tal vez a través de los párpados?) cuando cierro los ojos y trato de conciliar el sueño, durante esos diez-quince minutos antes de caer a saco en brazos de Morfeo (no el hombretón de Matrix, sino el diosecillo del sueño, je, je…). Creo que si abriera los ojos y me quedara mirando, acabaría por ver “algo”… pero todavía me asusta un poco la oscuridad, lo reconozco. Más que nada la idea de no controlar lo que pueda ver, o que lo que pueda ver me quiera controlar a mí…

    Buenas noches. Sueños espiralados y llenos de sorpesas.

    ana dijo:

    abril 15, 2012 a las 8:46 am

    Riven, me ha emocionado tu contestación, y es que sí, a veces la oscuridad puede dar miedo, pero si tienes un poco de confianza en lo que te voy a decir, te aseguro que vas a ser totalmente más feliz: No hay Absolutamente Nada que te pueda hacer daño ahí fuera, oscuro o no-oscuro.
    No sé si contar-te-os una experiencia muy muy fuerte que tuve hace muchos muchos años… allá por mi primer “marido” (por llamarlo de alguna forma, nunca creí en los matrimonios). Fue allí cuando realmente comenzó a cambiar mi vida. Tuve alguna experiencia desagradable de escuchar voces amenazantes ya cuando estaba en esa feliz unión: fue un día que estaba escuchando música con tocadiscos de los de antes, escuché un rechinar de puerta y una voz profunda y rara muy amenazante. Tiempo después, unos meses comencé a sentir cosas muy extrañas, tanto que creí que iba a morir: había una energía oscura que a veces, aún y cuando estaba en plena calle, parecía agarrarme por los pies y tirarme hacia abajo, era una energía vampírica, entonces creía que mi vida se iba, entraba en unos limbos extraños, veía una nada indescriptible, un vacío al que me asomaba para no volver jamás atrás.
    ¿Era una energía oscura? ¿Una amenaza de algún ente maléfico? No lo sé… pero hasta llegué a decir varias veces a mi familia, que cuando les dijese me llevasen a “urgencias” y si moría, por favor, que me quemasen y tirasen mis cenizas… En aquella época tenía auténtico terror a la noche, a quedarme dormida o a ver algo fuera de lo común.
    Fuese malo o maléfico o bueno o medianamente aceptable, mi vida al cabo de unos pocos meses comenzó a cambiar pero de todo: mi “marido” se largó con otra, cosa que entiendo, ya que decía que era inaguantable y no soportaba más cosas de las que me pasaban… En fin, disculpad si acabo escribiendo una pseudo novela… pero no es amarilla ni negra, sino real como la vida esta-no-real misma. Sufrí por esa separación, pero meses más tarde daba saltos de alegría: ¡Jolín ya se podía haber ido muchíiiiisimo antes, qué digo…! Bueno fue por aquel entonces cuando ya me acabé de soltar total y absolutamente como ser humano y a pasar de historias bélicas de matrimonio-arrejuntaos y cosas de esas… bueno esto es parte de la historia pseudo-sentimental donde todavía no era palpable ni consciente del papel totalmente absoluto que juega la Naturaleza para todo tipo de uniones.
    Punto aparte: Esa época oscura y de terror, ya que hasta hubiese preferido la cárcel que no tener que seguir enfrentándome a tal entidad. La entidad se fue, yo cambié totalmente de vida (no de trabajo, que ese nunca abunda, aunque más tarde tambén lo dejé), y sí te puedo asegurar Riven que durante muchos años después, sé que hubo algo o alguien conmigo, lo notaba a veces tras mis espaldas, sentía los “raps” de movimiento… y años, pero ya no me espantaba aunque a veces sí sentía esa sensación extraña de que esas otras densidades pueden provocar más terror que las densidades de aquí abajo por terribles que sean.
    Hubo alguien o algo conmigo, siguiendo mi historia o mi vida… Años más tarde y con otra pareja tuve un hijo, y ese niño de muy pequeñito (meses) fue cuando me acabó de espabilar, ya que una mañana, estando sentado en la cama y con la puerta del cuarto abierta, se giró de golpe como si alguien le hubiese dado un golpe o un toque y se giró llorando. A partir de entonces le dije, bien claro, a esa entidad que marchase… Y así fue, no la he vuelto a percibir más porque no quiero percibirla, y aunque sé que ahora hay cosas o casos que me hacen la puñeta e intentan hacerme sufrir lo más, esas entidades ya ni pum ni pam, es más me da igual enfrentarme con el cabrío armado cara a cara (toco madera), pero que ya no me dan nada extaño, y cada vez menos menos y menos, y mis aperturas son cada vez más y más y más y toco más el cielo y el kosmos que no a esas cosas extrañas. ¿De haberlas, haylas? Pues sí, pero como si no existieran, y es que ellas existen en la medida en que nosotros les abrimos la puerta… O sea que Riven, nada de miedo a la oscuridad ni a las cosas que pueda haber tras esa falta de luz, que la oscuridad es la falta de luz, y todo se puede manifestar con luz solar o sin ella.
    Un abrazo, sin miedos, sin desasosiegos y para que despiertes a todo tipo de frecuencias donde se hacen posible la luz, y las tonalidades de lo visible-palpable y lo visible-armónicamente-hermoso con todas sus frecuencias de colores, que, al fin y al cabo, todos los colores, o su falta, son frecuencias, igual que nosotros.

    rivendelian dijo:

    abril 16, 2012 a las 11:19 am

    Hola Ana:

    Muchas gracias por tu testimonio y tus ánimos para afrontar ciertas cosas. Quisiera aprovechar tu respuesta para definir un poco mejor mis “miedos”, porque debo matizar sobre lo que temo de la “oscuridad”.

    Ya sé que las visiones y apariciones han convivido con nosotr@s siempre, y que estamos en el momento más indicado para conseguir integrarlas en esta reestructuración integral del mundo que estamos viviendo. Así debe ser, creo yo, si queremos ampliar nuestras perspectivas existenciales y desechar viejas creencias atemorizantes y castrantes de la realidad.

    Yo también sé lo que es sentir una presencia invisible, lo que es recibir mensajes intuitivos y conectar con lo que venimos llamando “Más allá”. Y la verdad es que el miedo, ese terror paralizante que todos hemos vivido alguna vez, lo he desterrado “casi” por completo, al menos el miedo relativo a presencias “cercanas”, “ex-humanas”, es decir, lo que conocemos como “fantasmas”. Mi experiencia personal con uno aquí en casa durante casi una década me sirvió para admitir y hasta “normalizar” este tipo de experiencias. Al principio era tremendo, se me ponían los pelos como escarpias cada mañana, cuando me levantaba aún de noche para trabajar de jardinera y me dirigía hacia la cocina. Siempre que pasaba junto a un mueble en concreto (un viejo canterano rinconero que vino de casa de mi suegra) la sensación era indescriptible, había ahí algo muy real, y quería algo. Hasta mi marido lo notaba. Las niñas eran muy pequeñas, pero E., con dos o tres añitos, manifestaba cierto recelo a sentarse cerca del mueble o junto al pasillo, y no nos decía por qué, pero nosotros los intuíamos. Alguna noche, mientras estábamos sentados viendo una pelicula o leyendo, escuchábamos una respiración muy fuerte, siempre en la zona del mueble. Pero un día vino a casa una amiga medio “brujilla” (tenía el don de ver auras y energías) y me confirmó lo que ya intuía: lo vio detrás de mi, inclinado como si observara lo que hacía mientras yo buscaba algo en internet, y me dijo que era un hombre muy joven, alto, delgado, y que estaba muy triste y buscaba el perdón de alguien. Desde ese momento supe quien era y empecé a hablarle, a tratar de conectar, y el miedo desapareció por completo. Se trataba de un hermano de mi marido que murió muy joven y en circunstancias muy dramáticas. Tenía una cuenta pendiente con J., al que había hecho mucho daño, y sólo buscaba su perdón. Por eso se habia venido a casa detrás de él. Cuando J. hizo una sencilla “ceremonia”, liberando todos los sentimientos no resueltos del pasado, se marchó y no volvió. No volvimos a sentirlo.

    Por eso, ese tipo de miedo ya no me vence. Pero la cosa cambia, y mucho, cuando se trata de otras presencias ajenas a la humanidad. Y no tendría que ser así, lo sé, si yo hubiera conseguido el grado de autoconfianza y control necesartio y que me gustaría tener… pero el tema de las abduciones ya es harina de otro costal. Me asusta de verdad.

    En realidad creo que se trata de miedo y cabreo a partes iguales. Porque admito que haya seres alienígenas en el universo, que hayan desarrollado tecnologías y conocimientos que les permitan viajar hasta aquí, que contacten por aquí y por allá con humanos, incluso que firmen pactos con los gobiernos a nuestras espaldas. Admito incluso que, en la perspectiva de la existencia de multiuniversos y diferentes densidades o dimensiones, haya e.t.´s capaces de viajar en el tiempo o entre realidades diferentes… Pero lo que no admito es que estos seres se metan en tu casa, en la intimidad de tu dormitorio, con nocturnidad y alevosía, pasándose tu libre albedrío por el forro de los oooones (si es que tienen algo parecido) y llevándote a sus naves, o a estados alterados de conciencia que tú no puedes controlar.

    Eso, y no otra cosa, es lo que me asusta de la oscuridad. Esa sensación de indefensión ante este tipo de ataques, Ana, y la casi certeza de que puedan manipular hasta la última de mis neuronas hasta el punto de hacerme ver las cosas como a ellos les interese. Aparte del hecho desagradable e indignante de que exploren mi cuerpo con métodos dolorosos, fríos y científicos.

    Perdón por extenderme tanto, pero necesitaba aclarar este punto. Si alguien tiene algún método, expiicación o entendimiento para hacerme perder el miedo a esto, lo agradecería muchísimo.

    Un abrazo

    ana dijo:

    abril 16, 2012 a las 12:19 pm

    Gracias Riven, muy buen aporte y experiencia. Creo que gratificante para todos.
    Respecto a eso de los ET’s, sí, tienes toda la razón, estamos más que inmunes y expuestos y pueden hacer física y neurológicamente lo que “quieran”, pero creo que hasta esto tiene un límite.
    Tuve una experiencia o dos de ese tipo que relatas, pero no la doy como buena porque yo no he actuado conscientemente, y sí, por eso sé que pueden hacer contigo lo que les dé la gana. Una experiencia fue despertarme “entresueños” y sentir que algo o alguien hurgaba en mi oído izquierdo, me desperté balbuceando. Otra experiencia fue la de ver una luz-vista-no-vista que se aproximaba a la ventana, donde no podía haber ninguna, y perder la consciencia en el sueño inmediatamente. No recuerdo nada pero al cabo de unos días tuve la pierna izquierda, de nuevo, hinchada y noté un par de bultillos (si he sido abducida y colocada con chips de esos no lo sé), lo que sí sé es que no doy por válida la experiencia porque no la doy como efectiva en mi consciencia y no me siento objeto de ningún alien. Podría llegar a esa verdad por regresión, pero ahora de momento no me interesa ni importa regresarme de nada. Lo que sí te puedo decir es que nuestra Voluntad es superior frente a cualquier alien. Pero sí, ellos tienen los medios…
    Si eres consciente y tu inconsciente está al tanto puede quizás ser un algo más difícil de que consigan nada. Y tu voluntad sigue estando entera. Es decir, ellos pueden bloquear la parte consciente y del recuerdo neurológicamente, pero tu consciencia, tu Alma y tu Espíritu, jamás lo podrán alterar. De eso puedes estar completamente segura, y en todo caso si eres un Todo en ti misma, a hacer puñetas los aliens. Otra cosa son las entidades de luz evolucionadas y positivas. Pero asún y así los aliens manejadores no pueden actuar directamente para dirigirnos como esclavos o hacernos daño.
    Mi experiencia con aquella entidad no fue buena, pero es que creo que era una entidad negativa, pero actuó como válvula o resorte. No fue muy agradable, durante meses sentir, que aquello me comía, literalmente, las energías, y me sentía vacío-cero, yo creo que hasta se me ponía la cara en blanco.
    Un abrazo

    rivendelian dijo:

    abril 16, 2012 a las 1:06 pm

    Sí, Ana… Tienes razón y lo sé. Aunque tengan medios poderosos para imponerse, nuestra voluntad puede con ellos, seguro. A esa conclusión llegó una doctora llamada Karla Turner, de la que oí hablar en un video y me impresionó. Al parecer dedicó casi toda su vida a investigar el fenómeno de la abducción cuando casi todos sus colegas profesionales lo consideraban algo digno de mofa. Como psiquiatra experta en regresiones hipnóticas, valoró miles de casos y llegó a algunas conclusiones interesantes. Una de ellas es la de que hay algo en nosotros, los humanos, que ellos temen. Un poder que aún no nocncemos, o que empezamos a intuir… Probablemente se reiriera a la voluntad que mencionas. De hecho ella misma refería con cierto optimismo que en los casos más recientes analizados, las víctimas de abducción lograban rechazar la actuación de los alienígenas con un simple “NO” rotundo, con una actitud de rechazo profundo a la experiencia.

    Por desgracia, antes de que pudiera confirmar sus intuiciones acerca de este poder o capacidad de resistencia, la Dra. Turner murió. De un cancer galopante y rapidísimo. Curioso, ¿no?

    ana dijo:

    abril 16, 2012 a las 1:53 pm

    Pues sí, Riven, muy curioso lo de esa doctora, y es que creo que hay dimensiones o que se cuelan entes por dimensiones que tratan de hacernos la puñeta, ya lo he dicho más de una vez, creo, o por lo menos a mí, porque una cosa es la “suerte”, las “rachas” y otra muy distinta, que siempre sucedan cosas para retener, para aminorar, son los palos en la rueda, es como si alguien o “algo” estuviese muy interesado en que no avanzásemos o diésemos a conocer cosas o nos expanidiésemos.
    Te aseguro que en esos sucesos que explico que fue más o menos en el transcurso de un mes, luego estuve, como tú, asustada, pensando y sintiendo que podían hacer con nosotros lo que les viniese en la real gana. Ahora ya estoy muy olvidada y por eso no me interesa saber lo cierto de lo que ocurrió, pero sí, estuve preocupada.
    Nuestra voluntad, esa “chispita” única de parte de la Creación es inviolable como tal y para eso estamos dotados para ejercerla. Ojalá pudiésemos hacerlo con respecto a muchas cosas de las establecidas aquí abajo… y es que nos hemos dejado atar más que a gusto, legalmente, y hasta concederles el privilegio de enviarnos a la cárcel y privarnos de nuestra libertad externa. ¿Sabéis que están colando una ley, por la cual la “resisencia pasiva” ya no será tal y podremos ir a la cárcel? Esto está sucediendo con los manifestantes del 15-M. Los que sí me preocupan Riven, son éstos de aquí abajo, porque juegan físicamente con todas las vidas, abolutamente con todas.

    rivendelian dijo:

    abril 16, 2012 a las 2:22 pm

    Menudo temita acabas de tocar, amiga. Lo leí ayer y me quedé a cuadros, me parece fascismo puro y duro… En fin, Miguel, perdona por estas peroratas que no tienen que ver demasiado con tu “cosita” (¿qué tal va el análisis de las fotos, por cierto?). Por un momento no sabía si estaba comentando en mi blog o en el tuyo… ¿Tú qué opinas al respecto de estos “miedos nocturnos”, te has librado de ellos? ¿Hay algún Strom-bo o cachivache similar que sirva para espantar a estos mequetrefes interdimensionales?

    Con tu permiso, copio y pego en mi blog los últimos comentarios, para completar la entrada de “Lo inexplicable”. Por cierto, que cuando quieras te puedes pasar por allí, las pipas las pongo yo, y hasta la cerveza la intento materializar, si es necesario, je, je (¡y sin setas ni mundodelrío de por medio).

    Abrazotes en espiral quitamiedos y ahuyentadesconfianzas…

  10. ana dijo:

    Hola Riven, menos mal que estos traslados no llevan peso ni paquetes… Yo creo que Miguel debe estar cansado por eso a lo mejor hasta ha decidido abandonar su blog… es muy raro que no haya dicho nada de nada. Esperemos que sea para bien y que esté disfrutando de otras cosas.

    Motivo para una nueva reflexión o entrada: ¿estamos capacitados, lograremos o intentaremos cambiar este maldito panorama político que nos aturde, nos cabrea, nos solivianta y nos amenaza ya de manera tan descarada? ¿O tendremos que esperar a que venga ya la segunda venida del “mesías” para que reine el anticristo y montar un nuevo panorama político, este no basado en el rapa(r)pelos del petróleo sino en el rapa(r)mentes con unas nuevas energías a las que la gran mayoría abrirá la boca embobados y babeantes? Es decir, quizás nos venga un “salvamundos” que nos ofrecerá ya nuevos modelos de coches con energía de plasma, a los que todos querrán acceder y tener uno y con su tarjeta-crédito-dinero-invisible-pero-controlable y con su chip en la frente o en el dorso de la mano, última generación, para así no tener que pasar por tristes números de identificación ni fiscales ni de de-ene-ís, seguir inflando el sistema nwo al que todos estamos irremisiblemente abocados, por no tener los suficientes dobladillos en las faldas y los arrestos necesarios para frenar, de una vez por todas, todas estas políticas carcelarias?
    Ya sé que es un tema espinoso pero necesario porque sino, las bilis de nuestros hígados, las úlceras de nuestros estómagos y nuestra predisposición a la miseria humana pueden ser cadena de arrastre para el final de los tiempos, pero no para gloria de la humanidad y una evolución cósmica, sino para el mantenimiento, entre telones, de este orden tan bien montado, que se autorregenera a sí mismo, autonombrándose, permanentemente, y consentido por todos, porque es mejor el engaño y la parcelación documentada por leyes, hasta que éstas últimas no sean necesarias, y sólo tengamos, forzosamente, que mostrar el dorso de la mano en un lector, que sabrá, ipso-facto, de qué va nuestra andrajosa vida terrícola.
    Ya sé que es un tema espinoso y escabroso y que meterse en políticas es algo duro y cruel, pero algo habrá que hacer… digo yo…
    Si te agobia, pasa página y a otro asunto, a ver si se te ocurre algo, pero como no empecemos masivamente a manifestar nuestros arrestos y a dejar que nos levanten el culo de la vía pública para ponerlo de inmediato dentro de una celda… vamos más que dados.

  11. rivendelian dijo:

    ¡Ay, Ana, eres como un viento huracanado! ¡Dame un respiro, mujer! La verdad es que me encantan tus comentarios, y resulta genial contar con gente como tú en un blog, estimulando y generando reflexiones a tutiplén… ¡Gracias por tu entrega!

    Creo que, después de todo, el tema merece una entrada, aunque recientemente me haya sumado al “compromiso” del amigo Manolo de no volver a hablar de política… pero supongo que también necesito aclararme y explayarme sobre eso… Trataré de publicarlo mañana o pasado, ¿o.k.?

    Un fuerte abrazo… ¡Ah! Y no te preocupes por Miguel: es bastante habitual que se tome “tiempos muertos” en el blog. Ya sabes que es lo que se viene llamando un “culo inquieto” y no puede parar de hacer cosas, además de sus entradas. Se trata de un verdadero artista y, como todos ellos, a veces necesita desaparecer. A quienes le conocemos desde hace un año ya no nos sorprenden sus idas y venidas… Volverá lleno de regalitos para tod@s, seguro.

  12. ana dijo:

    Buuuufffff! Tóma, un poco d’aire.

    Tengo otro cuento, este sí me impresionó, se llama UBUNTU:
    «Un antropólogo que estudiaba los hábitos y costumbres de una tribu en África, y porque él siempre estaba rodeado de niños de la tribu, decidió hacer algo divertido entre ellos; consiguieron una buena cantidad de caramelos en la ciudad y los pusieron a todos en una canasta decorada con cinta y otros adornos, y luego dejaron la canasta debajo de un árbol. Luego llamó a los niños y propuso un juego: que cuando él dijese “ahora”, ellos deberían correr hasta aquel árbol y el primero que llegase a la canasta sería el ganador, y tendría derecho a comerse todos los caramelos él solo.

    Los niños fueron colocados en fila, esperando la señal acordada. Cuando dijo “¡Ahora!” Inmediatamente todos los niños se tomaron de las manos y salieron corriendo juntos hacia la canasta. Llegaron juntos, y comenzaron a dividir los caramelos, y sentados en el suelo, los comieron felices. El antropólogo fue a su encuentro y les preguntó indignado por qué habían ido todos juntos, si sólo uno pudo haber tenido toda la canasta.

    Entonces, los niños respondieron:
    –UBUNTU!!! ¿Cómo uno de nosotros podría ser feliz si todos los otros estuviesen tristes?
    UBUNTU significa: – “Yo soy porque nosotros somos!”»

    ¿A que es guapo?

    Extraído de esta webg: http://www.otraverdad.com

  13. rivendelian dijo:

    Un maravilloso ejemplo de las muchas cosas que podríamos y deberíamos aprender de ellos. ¡Y pensar que se les consideraba -y sigue considerando- brutos incivilizados!

    Me ha encantado, Ana… ¡Muchas gracias! Acabo de venir de una reunión en el cole de la mayor y me toca ponerme ya mismo con baños y cenas… pero trataré de sentarme al teclado con calma un rato esta noche… si me dejan.

    ¡Abrazotes!

  14. BERTHA dijo:

    Yo conocí una historia real pero en deporte y también con niños. Uno de éllos tenia cierta invalidez y el final pues lo imaginaís. ¿O no ? Ja, ja. Que si, que dijeron UBUNTU o su sinónimo.

    ANA eres peor que yo, eres un huracán y mira que el Bertha hizo estragos eh? Pues nada, vayamos al patio y mientras haceis crochet yo me fumo mi mentolado y os miro. Me inspira el humo embriagador….(Eso cantaba la Montiel no?)
    *****************************
    Voy a hacer que hago para disimularme ante mí misma, pero no tengo ni repuñeteras ganas de moverme del sofá. A ver si me lo hace el angelito que os contaba en casa Furly. Ah, se me había olvidado que ya tengo la edad de mi maestra por aquel entonces, así que nada, soy del grupo de las que se esfuerzan por tener algo de fé.

  15. ana dijo:

    Bertha, eres la recoña porque quizás tú-y-yo/yo-y-tú somos lo mismo: creemos y sentimos lo mismo, amamos lo mismo, pero hasta ahora nos han dividido hasta lo inexplicable, diciéndonos que lo que uno siente es único y que no es compartible, así hemos llorado por cosas inútiles y sentimientos que no eran tales. Pero tal es la causa-efecto: eres lo que yo y yo lo que tú, somos ángeles-chispasw complejos, y cuanto más nos enredamos más nos entendemos, porque hay una Sincronía inexplicable, ya, entre nuestros pensamientos y nuestras-neuronas-teléfono.

    ¡Cómo se aman las cosas SIMPLES con mayúsculas, porque esas cosas simples son el cristal de nuestra alma y el deseo más puro de nuestra unión! Compartirnos en nuestra experiencia habrá de ser más maravilloso que todo lo que nos han contado-adiestrado hasta ahora. Hemos buscadoo en los otros, hemos leído muchos libros, hemos entrado en el pensamiento-estructura de los escribientes y a partir de ahí nos hemos dado cuenta que invadíamos otros universos, pero que eran los nuestros propios. Es maravilloso. Por eso lo que el Otro vive y siente es lo nuestro también.

    No hay ángeles-escoba pero sí que hay chispas-ángeles que cogen la escoba, cada día, para que sintamos el placer de vivir y sentir que todo está limpio y dispuesto para un día más de los nuestros.

    Bertha, un abrazo de Hoja-Menta. A mí ya no me nubla ninguna nube de tabaco, pero siento con gtatitud a veces el mascar una hoja de romero, de tomillo, de menta, cáscara de naranja o limón…. mientras espero serenamente el día en que pueda acariciar las hojas inocentes de acelgas que cultive para luego sacrificarlas y llevarlas a mi estómago. Aún y así reconoceré que no voy a sacrificar toda la planta, cogeré hojas, pediré perdón y le diré que es para mi sustento y gratitud de sentirlas dentro de mí: cosa que mi organismo reconocerá de inmediato con una ola inmensa de satisfacción.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s