Maravilla


¡Ay,  la magia de las pequeñas cosas!… Esas tan inesperadas como hermosas, que nos pintan una sonrisa bobalicona en la cara y nos hacen sentir bien el resto del día… Tranquil@sconfiad@s, con la certeza de que, a pesar de los pesares, todavía queda lugar para la esperanza y todo saldrá bien.

Cuando hace cosa de un mes los mirlos, gorriones y palomas empezaron a frecuentar el patio de mi casa, no podía imaginarme que acabaría gustándoles tanto. Hasta el punto de que una pareja de mirlos decidiera construir su nidito en la enredadera que tapiza el muro.

Cuando volvimos de nuestra pequeña salida de Semana Santa, descubrimos la sorpresa, pero pensé que lo habrían hecho aprovechando que no había nadie en casa y que, sin duda, lo abandonarían en cuanto empezaran a ver movimiento… Sin embargo siguen ahí, empecinados en sacar adelante a sus tres huevecillos, de un sorprendente azul turquesa moteado en pardo… sin importarles las carreras de las niñas, la subida y bajada de persianas, los riegos con manguera ni los merodeos de la perra. Increiblemente inmunes a nuestras molestias. Me parece una absoluta Maravilla.

Esta mañana los mirlos me han proporcionado una experiencia preciosa. probablemente a much@s les paracerá una tontería sin importancia, pero para mí ha significado mucho. Llevaba días sin fijarme en ellos, tenía incluso dudas acerca de que continuaran incubando en la hiedra. Me he quedado un ratito, antes de despertar a las niñas, espiando medio escondida tras un resquicio de la puerta del patio, y deseando verlos. No ha pasado más de un minuto cuando, de repente, ha aparecido el macho y despúes la hembra, y han bajado al suelo a picotear alguna miguita de las que echamos cada día en el rincón más alejado. ¡Ha sido como si hubieran escuchado mis pensamientos! Y han salido para que me quedara “tranquila”, qué majos…

Siempre se ha dicho que las aves son mensajeras de los Dioses, se las vincula con el nivel sagrado de la vida, y tienen un lenguaje especial que en algunas tradiciones consideran la lengua de los grandes iniciados. Se las relaciona con poderes chamánicos ancestrales, y se cree que son espíritus libres, casi divinos, por su facultad de volar y ascender al cielo propia de las divinidades. Cierto o no, yo quiero pensar que esta parejita de mirlos (Turdus merula) traen consigo un mensaje especial, que yo entiendo y valoro, aunque a much@s les pueda parecer algo insignificante. Un mensaje de esperanza y fe en que la Vida se abre camino incluso en las peores circunstancias.

Lo considero un buen augurio de esas fuerzas universales  con las que las aves parecen estar en contacto y, de veras, me emociona como a una niña pequeña saberme digna de su presencia.

Todo un honor, señor y señora Merula…

Anuncios

Acerca de rivendelian

Estudié Filología Hispánica, he sido recepcionista, administrativo, jardinera, educadora ambiental, ilustradora, pintora, escritora, auxiliar veterinaria, madre, maestra, psicóloga, enfermera, limpiadora, cocinera, panchadora, taxista, experta en autismo y mil cosas más... Pero nada de esto me define. Soy poco sociable, pero comunicativa; pachona, pero curiosa; rebelde, pero cariñosa. Mis raíces están en Gredos, pero me siento asturiana de adopción. Adoro a los animales, me encanta la astronomía y mi lugar favorito es un bosque viejo (preferiblemente de hayas o robles). Sonrío cuando camino entre guijarros, cuando escucho cantar a mis hijas, cuando meto los pies en una corriente fresca, cuando pinto, cuando me reencuentro con amigos lejanos, cuando sueño... Prefiero el té al café, no como carne, me encantan el piano y el arpa, pasear bajo la lluvia, el olor de las mandarinas y la hierbabuena, y meterme castañas asadas en los bolsillos en invierno. Me siento observadora del mundo, y en él busco cosas que los demás ni saben que existen. Soy una que anhela SER, más allá de todas las características que me "adornen" en esta experiencia de vida.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a Maravilla

  1. ana dijo:

    No te quepa la menor duda querida Riven, de que esos mirlos traen Mensajes para vosotros.
    Ellos no están así porque así en cualquier sitio.
    Donde estaba antes me costó un poco conseguir una colonia de gorriones, tan desconfiados y voladizos y pillos ellos. Pero me tuve que ir, no sé que fue de aquella pequeña colonia que tanto esfuerzo por parte de ellos para habitar cerca de donde yo estaba.
    Son Mensajeros, no te quepa la menor duda hermana Riven.

  2. manolo dijo:

    Hola Riven,me imagino que cuando han decidido anidar en tu casa,es por que una energia positiva invisible,para nosotros,les ha echo quedarse.Estoy seguro que si no fuera por esto ya se habrian ido,tu cas a parte del jaleo de niñas y persianas,debe emanar paz!!!,por eso se quedan.
    Un Abrazo………

  3. ana dijo:

    Hola Manolo, todo lo que dices es cierto, los anima-les van allí donde perciben buenas vibras, pero también son mensajeros de cosas. Hay veces que, simplemente, vienen a vernos, a saludarnos, si somos nuevos en la zona. Eso me pasó el año pasado con un gorrión que vino a chafardear y a mirarme desde una rama cercana a la ventana, varias veces, después se le quitó la curiosidad y no volvió. Más tarde me pasó con un verderoncillo, un pajarillo muy chiquitajo, el cual me observaba desde otro árbol paseándose, pareciendo querer decir algo, yo pensé que pedía comisa, y se la puse, estuvo mirando, saltando, observando, y sabes lo que hizo después: fue a pegar el chivatazo a sus colegas y vino con más… Son increíbles, yo es que alucino con sus actitudes, ellos saben donde van y con quién están. Me da pena y sufro por muchos animales del mal llamado “campo”, donde hacen constantemente batidas y matan todo lo que se mueve, hasta tuve una reyerta una vez con uno de esos cazaestúpidos, amenazas incluidas por su parte, pero no pasó de las palabras de castigo, ya que decía el muy estúpido que si veía un perro por ahí y le daba, ahí se iba a quedar el animal.
    Cuando estaba en ese mal llamado “campo”, hubo un invierno que venía a comer por las noches un zorro rojo, y no era propio, ya que esos zorros no son de este país, son importados para la caza o por los caprichos malos de muchos de esos escopeteadores. Sólo vino un invierno, luego desapareció, no vino a comer, ya sabéis el por qué.
    Tengo algún episodio más o varios de animales. Uno curioso fue hace muchos años recoger un vencejo del suelo, un vencejo joven que no había podido levantar vuelo en su intento. A este lo pude alimentar y sí, comió y logró hacerse adulto. No lo tenía en jaula, como no volaba lo tenía en una cajita, pero luego llegó el momento. Hice el intento, y sí, funcionó: lo alcé lo más alto que pude en un espacio abierto y lo medio lancé con las manos. Levantó el vuelo, logró levantarlo y se fue… Esta experiencia fue un regalo hermoso en mi vida ya que ese vencejo estaba destinado a ser pisado por los coches, lo recogií en una calzada. Los vencejos no pueden levantar vuelo como las golondrinas desde el suelo, tienen que tirarse desde un sitio alto para poder volar, de hecho, creo que nunca se paran ya en su vida, siempre están volando.

  4. rivendelian dijo:

    Ana, Manolo… En realidad no sé si se trata de energías, buenas vibraciones, mensajes o qué… pero lo cierto es que estoy encantada con mis nuevos vecinos, y espero que logren sacar adelante la nidada. En teoría los mirlos tardan entre 15-18 días en incubar los huevos (sólo lo hace la hembra, al contrario de otras aves, como las cigüeñas, que comparten la tarea con el macho), así que la señora Merula tiene unas semanas duras por delante. Me preocupa el frío que está haciendo de repente, y a veces creo que los pobres pájaros se han precipitado en la puesta, despistados por el clima tan trastornado que sufrimos… Ojalá lo consigan. Si abandonan el nido estoy dispuesta a incubarlos yo en casa, como la niña aquella de los gansitos… Pero seguro que lo logran.

    Ana, muchas gracias por tus relatos de convivencia con nuestros pequeños hermanitos animales. Miguel Furlock los llama “alinimales”, porque siente que se trata de verdaderos aliados, si sabemos conectar con ellos con cariño y con respeto. Yo pienso lo mismo. No soy nada religiosa, pero hay un santo que me “cae” especialmente bien, Francisco de Asís, precisamente por su reconocimiento de esos vínculos fraternos con los demás seres: hermano lobo, hermano, gorrión, hermana Luna, hermano Sol… Probablemente, sin saberlo, él fue un cuántico rudimentario.

    Un fuerte abrazo, amig@s.

    Por cierto, a petición de Bertha he “inaugurado” esta noche una nueva página muy especial. Mirad en la barra de arriba del todo, bajo la foto del blog, y la encontraréis… Con “M” de Mujer… En principio nace como el deseo de ofrecer un rincón “exclusivo” para féminas… Como es lógico, yo no quiero que se sienta excluído nadie por motivos de género, de modo que a los hombres no se os vetará el acceso si tenéis curiosidad o necesitáis aportar algo. Aunque me temo que igual no os hacemos mucho caso, je, je… ¡Espero que no te molestes por esto, Manolo! (Además, tú también empiezas por “M”, igual hacemos una excepción contigo…)

  5. Mino dijo:

    Hummm, que ricos con unas patatas fritas!
    Que noooo, jajaja, que es bromaaaa 🙂
    Un abrazo,
    Mino

    • ana dijo:

      Mino, tú igual no tienes ni perro ni gato ni canario enjaulado, ni otro tipo de animalejos, quizás sí algún reptiloide, porque ésos sí que dan poca faena, no necesitan caricias y van a la suya, mostrando su total indiferencia hacia la especie humana, ya que sólo muestran deferencia hacia otras especies de sangre caliente, para que caliente su estómago.
      Es curioso eso que dices, de las patatas fritas, pues sí, que están buenas fritas, cocidas o en caldo si se las acompaña con caldo de ave, mejor, pero en verdad Mino, si tuvieses una serpiente ¿la meterías en el caldo? No te lo digo por decir, ya que dicen que están hasta incluso mejor que las aves. ¿Sabéis que allá por el siglo entre 14 o 15 –dadme en las orejas de burro por mi desmemoriez— tenían la costumbre, con los faisanes, de cocinarlos cuando ya estaban medio podridos? No me lo invento, lo que sí no acierto es con las fechas, y es que cuando ya pasé la básica y esas cosas, dejé, automáticamente, de tener memoria, ya que sólo me servía para eso: para memorizar los textos y cosas que no me gustaban.
      Seguro Mino que preparas una paella de conejo que te cagas, pero yo me conformaría con probar alguna torrija o buñuelillo de esos dulces que seguro que también los preparas de maravilla. A ver, ¿que no cocinas?… yo creo que sí y si no me desmentes. Un abrazo. PD: el caldo-pichón dicen que está exquisito…
      (Ahora me dará en la orejas la Riven y compa.)

  6. lalunagatuna dijo:

    SÍ Riven, las cosas cuando más pequeñas más maravillosa, ahora las naturaleza renace, pequeños botones verdes asoman, sencillas florecillas amarillas y azules anuncian otros coloridos…
    No soporto los pájaros enjaulados, mis gatos empiezan a salir más para tomar el sol y resolver asuntos pendientes…Ahora casi no hace falta que eche migas a las tortolas y gorriones, vuelven las golondrinas o aviones que amenudo se estrellan en el suelo, las cojo y las suelto desde lo más alto de mi casa.
    La vida en si es una maravilla…
    Abrazos marivillosa Riven

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s