Perseveran


A pesar del frío y la lluvia, a pesar de haberse precipitado en la puesta, a pesar de que la primavera ya no es lo que ellos pensaban, pues apenas hay insectos aún para alimentarse ni alimentar a sus retoños… A pesar de los pesares… ellos perseveran. La naturaleza sigue su curso, suavemente, sin grandes celebraciones. La madre, parda y discreta, pasa horas incubando, escondida tras la hiedra húmeda, protegiendo con el calor de su cuerpecito los tres o cuatro huevos como piedras semipreciosas, como turquesas rellenas de vida. Y el padre, negro oscuro, amarillo brillante el pico, va y viene, viene y va, trayendo alimento a su pareja, vigilando desde su atalaya en lo alto del acebo cercano. Canta a menudo, sobre todo de madrugada, y es un canto potente y hermoso que me conmueve el corazón y me llega al alma. Me pregunto qué dirá, qué expresará al universo con esas notas cálidas y profundas que retumban por los jardines…

Confiados y hermosos, ellos sí que saben pasar por la vida sin absurdos quebraderos de cabeza. Se ocupan de lo básico, sin grandes pretensiones. No como nosotr@s, que nos aturullamos con complejidades magníficas sin atender a lo más simple: el milagro de estar vivos.

La mamá está justo en el centro de la fotografía, sobre el muro, a punto de meterse en el nido, oculto en esa maraña de hiedra que se aprecia al fondo, cerca del rincón del acebo.

Todo un lujo, tener estos vecinos tan especiales tan cerca… ¡Gracias, amiguitos, por el regalo de vuestra presencia! Y por recordarme que es primavera, a pesar de todo.

Anuncios

Acerca de rivendelian

Estudié Filología Hispánica, he sido recepcionista, administrativo, jardinera, educadora ambiental, ilustradora, pintora, escritora, auxiliar veterinaria, madre, maestra, psicóloga, enfermera, limpiadora, cocinera, panchadora, taxista, experta en autismo y mil cosas más... Pero nada de esto me define. Soy poco sociable, pero comunicativa; pachona, pero curiosa; rebelde, pero cariñosa. Mis raíces están en Gredos, pero me siento asturiana de adopción. Adoro a los animales, me encanta la astronomía y mi lugar favorito es un bosque viejo (preferiblemente de hayas o robles). Sonrío cuando camino entre guijarros, cuando escucho cantar a mis hijas, cuando meto los pies en una corriente fresca, cuando pinto, cuando me reencuentro con amigos lejanos, cuando sueño... Prefiero el té al café, no como carne, me encantan el piano y el arpa, pasear bajo la lluvia, el olor de las mandarinas y la hierbabuena, y meterme castañas asadas en los bolsillos en invierno. Me siento observadora del mundo, y en él busco cosas que los demás ni saben que existen. Soy una que anhela SER, más allá de todas las características que me "adornen" en esta experiencia de vida.
Esta entrada fue publicada en De andar por casa. Guarda el enlace permanente.

13 respuestas a Perseveran

  1. chemfranqueses dijo:

    Siempre he pensado que si existiera la reencarnacion despues de la muerte,que ojala que si!!!,si pudiera elegir,me convertiria en pajaro o en delfin.Pienso que son dos de las especies mas libres que existen.
    Un fuerte Abrazo……….

  2. BERTHA dijo:

    Qué cosas tiene la vidaaaaaaaaaaaaa. Hoy precisamente, leía esto que os paso en otro blog que sigo “muda” porque me echó su administrador. No importa soy de anchas espaldas y no por el trato dejo de reconocer los malos momentos que tod@s tenemos. Le tengo mucho cariño ….. a pesar de todo. Ja, ja. Os suena ??????? Uuiisss, a cuantos les quiero a su pesar (y a mi pesar por encajar una patada en los morros tan primorosamente recogida.)
    http://qadistu.wordpress.com/2012/04/29/cantan-los-dioses-cantan-los-pajaros/

  3. lalunagatuna dijo:

    Cada día estoy más enamorada de la naturaleza, bendigo el haber venido a vivir a un pueblito y me empapo de sus bichos, plantas, árboles, campos y tierras. Ella te reconforta con sus dones maravillosos.

  4. Bego dijo:

    Un regalito, espero te guste.

    • varín dijo:

      Muy Hermosa,,

      Dispongo de un libro ( eran dos pero uno viajo, no sé a dónde ), de Luis Espinoza ( Chamalú ) titulado El arte de chamanizar tu vida ( Chejpacha ),
      por si estás interesada.

      Abrazos

      • rivendelian dijo:

        Puede que uno de los dos esté en mi poder, Varín, porque me lo regaló tu hermano Marcos hace como veinte años… Una gozada de librito que me has hecho recordar y que mañana mismo buscaré por todas las estanterías… Si no está en ninguna de ellas, seguro que lo dejé en casa de mis padres antes de venirme a vivir aquí… Gracias por recordármelo, me encantará volver a leerlo, porque seguro que ahora le saco mucho más jugo que entonces, como me está pasando con otros tantos libros que leí hace tiempo.

        Un beso, hermanito

  5. ana dijo:

    O, por lo menos: la Humildad es el primer paso para dejar de oler a rancio-necio.
    Hasta lueeego

  6. rivendelian dijo:

    Gracias a tod@s por vuestras palabras, y a ti, Bego, por el precioso regalo. Es cierto que tenemos mucho por lo que dar las gracias, si somos lo suficientemente humildes para reconocerlo… La “Pachamama” o nuestra Madre Tierra, Gaia, nos ofrece a diario, a cada momento, justo lo que necesitamos: su hermosa sonrisa vestida de canto, de luz y de color, del esplendor de todas sus criaturas, del aire y las aguas, los sonidos y silencios, el movimiento y la quietud de su majestuosa complejidad.

    La Madre Naturaleza nos regala cada día sus pequeños milagros de vida. Y hoy, antes de acostarme, me alegro de poder compartir con vosotr@s el que tanto ansiaba contaros: ¡¡los mirlitos ya han nacido!! ¡¡Ya hay pollos en el nido!! Y me emociono como una tonta, y se me cae la lagrimita, porque lo han conseguido, mis bravos pequeñines… a pesar del frío y de la lluvia, de las violentas ráfagas de viento que parecían querer arrancar de cuajo la enredadera en la que anidaron, a pesar de todas las inclemencias y negras perspectivas… la vida se ha abierto camino. la maravilla de las maravillas ha vuelto a suceder.

    Estoy feliz. Hasta ahora todavía había posibilidades de fracaso, puesto que en ocasiones las aves pueden llegar a abandonar el nido con huevos si las condiciones no son las adecuadas… Pero, una vez que han eclosionado, ya es mucho menos probable que abandonen un nido con polluelos.

    A la mamá no la he vuelto a ver, supongo que porque tiene que pasarse todo el día dando calor a sus hijos… Ahora es el padre el más atareado, y se pasa el día entrando y saliendo del nido, pues debe alimentar a la hembra y a su prole… Hoy le vi con una enorme lombriz en el pico… ¡Menudo festín! Tras las lluvias de estos días, los jardines están repletos de suculentos bichitos, así que no creo que pasen hambre.

    Espero poder publicar pronto alguna fotografía de los nuevos inquilinos. De momento no quiero acercarme mucho al nido, para no asustarlos, pero creo que los pollos se acostumbrarán a nuestra presencia y lograré que “posen” un día de éstos… Un abrazo a tod@s.

  7. ana dijo:

    Bueno Riven, yo por lo menos, deseo saber cómo va tu JARDÍN interior.
    Supongo que ya estarán grandecitos los polluelos y sobre todo, que no confundas absolutamente nada.

    Siempre me encantó Carly Simon, sobre todo LET THE RIVER ROUND, aunque lo pusiesen a una peli, que, en el fondo tiene su miga. Es una canción para sonreír, volar, abrazar la vida sin espectáculos dramáticos. En fin, te regalo, si me dejas, esto:

    ARMAS DE MUJER, toma ya!!!!

    http://www.bing.com/videos/search?q=YouTube+Carly+Simon+let+the+river+round&view=detail&mid=01AA095F643BB8296E7801AA095F643BB8296E78&first=0

  8. ana dijo:

    A ver, yo quería ésto:

  9. ana dijo:

    Maldita sea, no funcionan las armas de mujer, pues ala, te lo clicas y te lo ves. Un beso

  10. rivendelian dijo:

    ¡Vaya subidón de optimismo y potencias mujeriles! ¡¡Muakksss, Anita, gracias por el super regalo!!

    ¡Qué recuerdos me ha traído la peli asociada a esa canción, madreeee! Creo que para mi generación (las que ahora andamos por los cuarenta) fue un icono reivindicativo y liberador, y es verdad que la canción de la Carly me ponía los pelos de punta por aquel entonces, porque era como un llamamiento a nuestra esencia de mujer, casi sentías cómo te recargaba esas “armas” que mantenías medio ocultas por miedo a qué sé yo…(Por cierto, vaya pelos que me llebaban la Melania y compañía… ¡uissshhh!¿Dónde estaría Rupert?Porque realmente le necesitaban, ja, ja, ja…)

    ¿Sabes? Yo tenía un disco de Carly Simon que me encantaba, de los de vinilo, muy intimista y sensual, que me has hecho recordar…No logro acordarme del título, cachis… Estaría yo en mis “locos veinte” (que de locos no tuvieron nada, era muy pánfila). Me lo ponía cuando estaba moñona y lo cantaba frente al espejo de mi cuarto, soñando con mi “príncipe azul” (¡ay qué ingenua, eso era antes de averiguar que son un timo y destiñen cosa mala!). Me gustaba especialmente una titulada “Spring is here”. La he buscado en la red, pero no la encuentro cantada por ella, qué raro…

    Bueeeno…Y ahora, después de las emociones musicales, llega la hora de dar una mala noticia: el jardín está de luto.

    Dicen las enseñanzas orientales, y lo corroboran los físicos modernos, que con nuestros pensamientos construimos la realidad. Pues bien, me temo que hoy me siento responsable del fatal desenlace de esta entrañable historia de esfuerzos ornitológicos: la maravilla de nido con su promesa de vida emplumada se ha quedado en agua de borrajas. Lo descubrí ayer por la tarde, porque me extrañaba llevar un día entero sin ver movimientos de entrada ni de salida, y me acerqué sigilosamente a mirar entre la hiedra. Lo que descubrí me dejó pasmada, porque el nido estaba absolutamente vacío, pero vamos, que ni huevos, ni pollos, ni, por supuesto, padres que valgan.

    Como yo soy así de retorcida, en seguida me vino un pensamientode culpa a la cabeza, y sentí que, tal vez, con mi ensombrecimiento de estos días de atrás yo misma había “propiciado”, de alguna manera, este triste desenlace. No sé… Pero, la verdad, tenga algo que ver o no mi estado de ánimo pasado, la cosa estaba cantada., porque no ha parado de llover desde hace una semana, y han soplado unas ráfagas fortísimas de viento, todo ello aderezado con un frío inconcebible a estas alturas de la primavera…Supongo que los pobrecicos no pudieron superar tantas inclemencias, y tal vez se les inundó el nido y los polluelos se ahogaron… Ahora bien, el gran misterio es ¿por qué no hay restos en el nido? El ornitologo experto de la casa (mi marido) opina que sin duda se los comió alguna urraca, que no suelen decir que no a la carroña…

    Así que de esta manera tan brusca y lamentable termina el hermoso proyecto de vida que empezó hace casi un mes en mi patio. Y lo siento en el alma, porque todos en casa estábamos muy ilusionados. Pero la naturaleza es así, dura y selectiva. Y sólo sobreviven los más fuertes, está visto y comprobado.

    Tengo esperanzas, sin embargo, de que vuelvan a intentarlo más adelante, cuando el tiempo se estabilice un poco y no corran tantos riesgos. Hoy he visto a un macho y una hembra picoteando por el suelo del patio, a lo mejor son los mismos y no abandonan del todo el nido…

    Ya os iré contando a medida que se desarrollen más capitulos en este “culebrón medioambiental”. Un beso muy fuerte y gracias por preguntar, querida Ana.

    • ana dijo:

      Te quiero Riven.
      Me has hecho llorar por lo de los polluelos, mira si soy tontalculo, pero me sabe mal… y es que esos regalos se nos ofrecen, pero a veces, pasan esas cosas. No siempre fructifican las flores, por eso hay que cuidarlas con un esmero de cajones.
      A veces les ayudamos con nuestros deseos, pero a veces no llegamos porque andamos por otras ramas. Todo es importante Riven, esos pequeños animales, todo, hubiera sido realmente hermoso.

      Si ponemos nuestros deseos en ellos les hacemos florecer, les ayudamos ¿te dice algo?

      Me encanta la Carly Simon, jo—er que hubieron buenos músicos, flipaba con tantos y tantos rebeldes, pero ahí están todavía en nuestras Causas en nuestras Neuronas, a nosotros nos ayudaron ellos, nos hicieron volar, sembraron vientos y desiertos, luego, lo siento, pero me decanté por los Police, por el rubio, jo—er era mi prefe. ¡Ah, ese mensaje en la botella!!!!
      Por cierto: ¿Estás en casa? Me refiero en tu Casa Interior, cuidando tu Jardín? Cuídalo, no te dés palos, no te hagas sufrir, porque esta vida no es y no debe ser sufrimiento… las cosas, la vida, los seres humanos deben ser medidos desde otros ángulos muy distintos, sólo así es y será posible nuestra común convivencia: el respeto es el Amor y el Amor al que debemos acceder y al que vamos de camino, no tiene nada que ver con lo que nos han enseñado. El Amor es Vibración en su más alta escala, y se traduce en todo lo que hacemos y vivimos y sintimos cada segundo de nuestra existencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s