La luz bonita


Esta entradilla va dedicada, por habérmela inspirado, a Anele y su hija… pero también a tod@s aquell@s que aún somos capaces de extasiarnos ante el milagro de la luz…

Yo también me recreo en los reflejos de oro que nos bañan al atardecer, y cuando era pequeña no había cosa que me emocionara y relajara más que quedarme muy quieta junto a una ventana por la que entrara algún rayito de sol. Recuerdo con especial cariño las tardes de siesta obligada en la vieja casa de mis abuelos, en el pueblo, cuando el pueblo aún era pueblo, sonaba a pueblo, olía a pueblo… Me quedaba mirando los haces de luz que se filtraban por entre los cuarterones de la ventana, y las partículas de polvo que flotaban, como pequeñísimas estrellas, o como polvo de hadas… Y mi mente se echaba a volar.

Era la “luz bonita”… Y también la “luz de Dios”. Así la llamaba yo, en mi éxtasis infantil, porque percibía algo en ella que no era de este mundo, algo…divino y mágico, más allá del espacio y del tiempo. Movía mis dedos a contraluz en el chorro luminoso, como si los remojara en un manantial cósmico que me impregnara de energías inexplicables, y soplaba levemente, provocando el revuelo de aquellas motitas flotantes que se me antojaba una danza de planetas diminutos. Creo que fue en aquellos instantes cuando me planteé por vez primera la posibilidad de que existieran microuniversos, con mi abierta mente de niña aún no demasiado adoctrinada.

Era el tiempo de los experimentos con prismas de cristal junto a las ventanas, contemplando en nuestras manos el milagro del arco iris en las paredes de la habitación, con sus reflejos misteriosos girando en torno a nuestra risas.

He seguido buscando esa luz toda mi vida… Porque es la luz de mi infancia y mi inocencia, el fulgor de un tiempo en el que todo era posible, el destello de un mundo que los adultos exiliamos al olvido, pero que hoy, más que nunca, debemos recuperar por todos los medios.

Porque esa luz bonita ilumina nuestra esencia más profunda, la que nos guía y nos alumbra el camino hacia su propia fuente.  Y , en realidad, no es más que un pálido reflejo de nuestra propia luz interior.

Anuncios

Acerca de rivendelian

Estudié Filología Hispánica, he sido recepcionista, administrativo, jardinera, educadora ambiental, ilustradora, pintora, escritora, auxiliar veterinaria, madre, maestra, psicóloga, enfermera, limpiadora, cocinera, panchadora, taxista, experta en autismo y mil cosas más... Pero nada de esto me define. Soy poco sociable, pero comunicativa; pachona, pero curiosa; rebelde, pero cariñosa. Mis raíces están en Gredos, pero me siento asturiana de adopción. Adoro a los animales, me encanta la astronomía y mi lugar favorito es un bosque viejo (preferiblemente de hayas o robles). Sonrío cuando camino entre guijarros, cuando escucho cantar a mis hijas, cuando meto los pies en una corriente fresca, cuando pinto, cuando me reencuentro con amigos lejanos, cuando sueño... Prefiero el té al café, no como carne, me encantan el piano y el arpa, pasear bajo la lluvia, el olor de las mandarinas y la hierbabuena, y meterme castañas asadas en los bolsillos en invierno. Me siento observadora del mundo, y en él busco cosas que los demás ni saben que existen. Soy una que anhela SER, más allá de todas las características que me "adornen" en esta experiencia de vida.
Esta entrada fue publicada en Ensoñaciones, Vivencias profundas. Guarda el enlace permanente.

8 respuestas a La luz bonita

  1. varín dijo:

    Hermoso….

    En la casa en la que vivimos, de alquiler, hay unas horrorosas y “orteras” lámparas en el salón; de esas doradas con muchos trozos de cristal pretendiendo ser no sé ( oro y diamantes para impresionar no sé a quién ).

    Pero todo tiene su posible “lado activo del infinito”, parafraseando un hermoso título de un magnífico libro:
    Al atardecer el techo se llena de colores gracias a ese efecto que comentas, y se convierte en un cielo lleno de galaxias y estrellas de colores, y por fin Laura se dió cuenta y lo pasamos bien quedándonos mirando hasta que iban desapareciendo mientras el sol se iba ocultando; eso sucede en ciertas épocas del año, como entenderéis; para la próxima ocasión podrá unírsenos Marta.

    Abrazos

  2. BERTHA dijo:

    Qué trampa me tiendes hermanita RivenLaura? Bien, pues he caido con todo el equipo. Yo tambien rescato del “pasado” parecidas vivencias, jugando con los rayos que penetraban por entre las contraventanas medio cerradas. Me quedaba horas mirando e imaginando de todo. Soplaba para revolucionar las micromotas de polvillo, me reia sola, mandaba mensajes al cielo….. Que maravilla, para que luego digan que eramos medio tontas y que las niñas de ahora nos dan mil vueltas.
    De una cosa estoy satisfechísima y es de lo “copiona” que ha salido mi nieta Irati. Tiene cuatro años pero con su imaginación y la mía menuda la que montamos cuando estamos juntas. En casa de amama sabe que no hay tele que valga, pero hacemos obras de teatro que ni te cuento…. Un par de servilletas y dos cucharas grandes de palo nos convierten en piratas del caribe esgrimiendo mandobles; la escaleta de dos peldaños nos sirve de balcon de Julieta; las colonias de hormigas desfilando nos transportan a los mundos de Gulliver …. en fin, y encima ponemos tono teatral a cada caso.
    Hay que seguir estimulando la imaginación de los crios y que miren y vean “otro mundo” ¿quién sabe si es el de verdad ? Seguro que el cotidiano es de mentirijillas, así que me quiten lo bailao, que yo no quiero crecer y hacerme adulta con gafas oscuras y de culo vaso.

  3. rivendelian dijo:

    Bravo, Berthita, por ser la superabuela que cualquier niet@ soñaría con tener… ¡Qué suertaza tiene la pequeña Irati de pasar esos ratos tan especiales contigo! Además, que a tu lado la tele no tiene nada que hacer, cualquier coloreada oferta que haga la caja tonta no tiene futuro frente a tu inventiva, tu salero y tus tablas. ¡Ole ese arte!

    Es fácil dejar aparcad@s ante la tele a l@s crí@s… En mi casa se ve sólo a la hora de la merienda, y un ratito (ni media hora), pero ya apenas protestan cuando les digo que apaguen. Desde bien pequeñas las acostumbré a montarse sus propias películas, a crearse sus mundos imaginarios y desplegar la imaginación… Yo también creo que es básico para moldear y personalizar sus perpciones alejarlas lo más posible de ese gran uniformizador que es el televisor. Anda que no hemos jugado a piratas, y a naves espaciales, y a exploradores de la selva, y a princesas valerosas que salvan a príncipes tontorrones, y a bailarinas, y a veterinarias, y a granjeras, y a vaqueras, y a entrenadoras de delfines… La de tardes que me ha pasado tirada en el suelo con los animalitos de Imaginarium o los muñequitos de Playmóbil… Ahora que han crecido y son un poco más mayorcitas que tu nieta, Bertha, y tus hijas, Varín, empiezo a desmarcarme (¿o me empiezan a desmarcar?) un poco de sus juegos, que son más entre ellas dos y sus amiguitas, y, sobre todo, mucho más físicos, pues les encanta salir a patinar, montar en bici y corretear por la urbanización, sobre todo cuando empieza a hacer buen tiempo.

    Pero los inviernos aún son territorio imaginario, esas largas tardes en las que anochece pronto y no pueden salir al parque, son las que aprovecho para espolear sus mentes artistas y creativas, con manualidades, teatrillos (¡madre mía, el juego que dan las marionetas de dedos!), dibujos, plastilinas… ¡Hasta bailar! Lo del cristal descomponiendo la luz blanca en haces de arco iris todavía nos da juego al atardecer. E. tiene un colgante de cristal de roca muy facetado que usa en ocasiones como “mini bola de discoteca” para sus muñecas… Y e. se queda con la boca abierta, le llama muchísimo la atención.

    Cualquier momento es bueno para entretener y enseñar, para que sepan fijarse en los detalles, y disfrutar de las pequeñas cosas, de las menudencias como la “luz bonita”… Pero no debemos olvidar que es trabajo nuestro,, y un electrodoméstico nunca lo hará por nosotr@s.

    Besos a los dos, y a vuestras peques…

  4. BERTHA dijo:

    Bravo por nuestro hermanito Varín que anda super atareado con varios trabajos, a cual más interesante. Ah pillín Varín ¡ te he pillao en tu otro Blog y de esta no te libras.
    Chan Chan Os recomiendo buenas tardes de lectura en este enlace
    BIO CON DE ( no sé como ponerlo). Eperame un potito.
    http://bioconde.wordpress.com/
    Añade a tus Blogs amigos niña Riven.

    • varín dijo:

      Gracias amigüita,

      ya le contesto allí en el blog a rivendelian porqué no lo he publicitado en cuidadín;

      Eso sí, es un blog amigo de l@s que queráis pasar por allí.
      Por otro lado en cuidadín, he estado cambiando la ruta, y aunque hay tremendas noticias, y cuestiones interesantes y de importancia, y otras que nos generan mucho cabreo, creo que ya hay quien se ocupa de ello mucho mejor que yo, y que no necesita mis enlaces, l@s que estáis interesad@s ya sabéis dónde buscar,, así que yo me estoy dedicando más despacito a traer otras cosas, con calma,, y a tratar de serenarme y aprender más en mí mismo,, es lo único que cuenta desde mi limitada perspectiva actual.

      Os quiero y me gustaría que pudiésemos llevar una vida sin prisas ni injusticias como las que tenemos que soportar a diario,, todo llegará, y por eso debemos esforzarnos en nosotr@s mismos, me parece,,

      Besos y Abrazos

  5. rivendelian dijo:

    Me he quedado alucinada, Bertha, gracias por pasar el enlace, porque el curro de este muchacho merece ser compartido y conocido por más gente… Ya había visto alguna conferencia del Enric Corbera sobre Biodescodificación, pero lo que ha hecho Varín es genial, porque ha organizado, colocado y casi casi predigerido todo el material sobre el tema para que podamos sumergirnos en ello sin miedo a ahogarnos.

    Varinín, hermanito del alma, te he dejado un mensaje por allá, y espero, como dice Bertha, pasar muy buenos ratos leyendo y aprendiendo sobre esta metodología tan alucinante que yo creo que tod@s deberían conocer. Si no por nosotr@s, al menos por el bien de nuestr@s hij@s, que heredan la mayoría de nuestras miserias y podríamos evitarlo.

    Me lo apunto en mis favoritos, niña Bertha… Un beso.

  6. lalunagatuna dijo:

    ¡Qué bonito Riven! A mí me gustan las luces tenues y repartidas, de estas que hacen sombras chinescas, seguro que jugabáis a eso de pequeñ@s, las estridentes me duelen… Una en particular recuerdo como si fuese ayer: La de la mesita de noche de la cama donde pase el sarampión, una luz cálida mientras mi madre me leía historias.
    Besos de luz.

  7. Anele dijo:

    Es curioso, este finde he tenido ocasión de “revivir” momentos infantiles junto a mi madre, de esos que tenía olvidados…Eso de ser mamá soltera cuando mi madre se fue hace tantos años, me ha hecho ser “dura” y olvidar demasiado esa conexión tan maravillosa con ella (por más que tuviéramos también nuestros más y nuestros menos al crecer, normal). Cuando alguna vez estaba malita y me tenía que quedar en la cama, escuchaba con ella la radio mientras cosía (doña Elena Francis, jajajaja), o me traía un yogur de fresa con una capa de azúcar sin mover encima, y yo me lo iba comiendo a trocitos tratando de no desmoronar todo el azúcar rosa. Sí, en esas tardes también había luz bonita y es que, como dice Riven, esa luz nos nutre como la cercanía de nuestra madre, nuestra abuela, nuestra hermosa Madre Tierra-Vida. Porque estamos hechos de ella, de Luz. Fui una haciéndome una niña triste por circunstancias, y me consolaba enormemente salir sola a pasear por mi barrio….Y recuerdo que una tarde, como un regalo que jamás se me ha borrado, llegué a una esquina entre edificios, que milagrosamente contenía algo de vida ajena al cemento, y estaba verde…y la luz del sol de la tarde de domingo se posaba allí como un milagro, para rescatarme de mis penas. Estoy convencida de que algún día sabremos “respirar” esa luz para nutrirnos y conectarnos con todo y con todos.
    Gracias, Riven, por tu dedicatoria, es un verdadero honor.Y será que estoy premenstrual, pero se me han saltado las lágrimas comprobar que somos muchos los que compartimos ese “mundo” de haces de luz, motitas de polvo, casas de la abuela, lámparas horribles convertidas en mágicos instrumentos de vida y teatrillos caseros. Besos bonitos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s